• Puebla

VIDEO Autonomía no significa oscurecer las acciones de la BUAP: Grajales

  • Claudia Lemuz
Madre, esposa, filósofa, catedrática y deportista son los roles que han marcado la vida de Lupita Grajales, aspirante a ser la primera rectora de la BUAP

Puebla, Pue.- Madre, esposa, filósofa, catedrática y deportista son los roles que han marcado la vida de Lupita Grajales, aspirante a ser la primera rectora de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), institución que afirma, debe dejar de lado la política mercantilista y hacer lo necesario para que una vez que los alumnos ingresan, se evite la deserción a través de planes de estudio más flexibles, los cuales también respondan a los nuevos retos que dejó la pandemia.

Debido a que la BUAP es una institución que maneja un presupuesto comparable al de la capital poblana, en entrevista con Municipios Puebla, precisó que se debe transparentar el ejercicio de los recursos ante los diferentes órdenes de gobierno, lo que  puede repercutir en mayores ingresos para la universidad si demuestran que el dinero público se usa en la educación de los estudiantes y la capacitación de los profesores.

Bajo la visión de Lupita Grajales, los catedráticos deberían dejar de competir por los mal llamados “estímulos económicos” que sólo dan cobertura a 30 por ciento del profesorado. La BUAP, agregó, debe buscar que el presidente Andrés Manuel López Obrador cumpla de manera gradual, el compromiso de mejorar su salario a los catedráticos, como lo ofreció desde su campaña presidencial.

Advirtió incluso del reto que tiene la BUAP a partir del próximo mes de enero, de dar estabilidad a su personal, debido a que la figura de outsourcing ya desapareció, derivado de la reforma aprobada en el Congreso de la Unión.

Debido a que la universidad está ligada a los diferentes niveles de gobierno y dado que en los últimos meses surgió un debate sobre la autonomía de la BUAP ante la presunta intromisión gubernamental, la actual secretaria general de la máxima casa de estudios del estado, precisó que la relación debe ser respetuosa y bajo los criterios que establece la ley desde 1956 para evitar confusiones.

La meta es mejorar la educación de la BUAP y en cada uno de los Complejos Regionales donde actualmente estudian más de 12 mil alumnos de los 105 mil que tienen la BUAP.

Autonomía dentro del marco de legalidad

Ante las diferencias que han surgido entre las autoridades estatales y las que ahora están al frente de la BUAP, mismas que derivaron en un debate por la autonomía de la universidad, Lupita Grajales, con tranquilidad expuso que lo único que se debe hacer es respetar lo que establece la ley para que ninguna de las partes se exceda en sus facultades.

La relación debe ser de respeto y de colaboración, no puede uno pensar en una situación de confrontación, sería absurdo y sería un desgaste que iría en detrimento de la comunidad poblana. Tiene que ser de respeto -y eso significa respeta la ley- y de colaboración, de una colaboración genuina.

La ley es nuestro criterio. Si nosotros por el artículo tercero constitucional, en su fracción séptima estamos caracterizados como una universidad autónoma, que se respete esa autonomía en todos sus niveles.

Nos han hechos creer, de manera muy falaz que la autonomía es un pretexto para no rendir cuentas y eso no es cierto.”

"La universidad todo el tiempo rinde cuentas -precisó-, aquí el punto es cómo entender todas las dimensiones de la autonomía y para mí lo más importante es el derecho de la universidad de auto organizarse, de definir sus formas de gobierno, sus formas de enseñanza (…) administrar su patrimonio. La autonomía es pluridimensional y pasa por algo muy importante que es la libertad de cátedra, de investigación y la libertad de expresión, porque su responsabilidad es formar la llamada masa crítica.

Nosotros no podemos recibir dinero público y no rendir cuentas, eso es imposible. Cuando yo hablo de respetar la ley, me refiero a eso justamente”.

En la entrevista precisó: “Nosotros somos autónomos por ley, la ley que expidió el Congreso del Estado de Puebla en 1956, nos dio la autonomía, no somos constitucionalmente autónomos, eso los abogados lo saben muy bien, cómo la concepción sobre la autonomía de la BUAP se clarifica en el concierto jurídico nacional que nos ubica en la posición en la que estamos”.

Ser autónomo no significa oscurecer las finanzas de la universidad, para nada y yo pienso que los primeros interesados en transparentar en que se emplean los recursos públicos, somos nosotros los universitarios, porque obviamente en la medida que nosotros demostramos el buen uso que le damos a los recursos públicos, en esa medida podemos aspirar a una mejora.”

 

 

 

 

 

La pandemia hizo visibles las diferencias

El contagio por covid obligó a la BUAP a transformar la manera de impartir la catedra y visibilizó las diferencias, pese a los apoyos que recibieron tanto alumnos como maestros para continuar con los estudios, narró Lupita Grajales.

Mientras algunos alumnos descuidaron las clases en línea porque a la par avisaban a los maestros que tenían que trabajar y algunos cuidar a sus hijos, los profesores vieron duplicado o triplicado su trabajo porque adicional a grabar su hora clase, ahora tienen que atender de manera personal las dudas de los alumnos.

La retroalimentación directa se perdió y eso resta riqueza al proceso de aprendizaje, agregó.

Ahora mismos, los profesores deben resolver las dudas que han surgido sobre la autoría de las clases grabadas y el alcance de la medida implementada en un primer momento para salvar el ciclo escolar frente a la nueva realidad que impuso la pandemia por covid19.

El voto de confianza de las mujeres

Lupita Grajales ingresó a la BUAP como estudiante de Filosofía justo en 1968, cuando se generó el movimiento estudiantil más importante del país. Antes de que pudiera empezar con la primera de dos las dos maestrías que estudió, ya era madre.

Recuerda, con una sonrisa en el rostro, que en cada intento de iniciar la maestría terminaba primero embarazada.

Al final, yo pude avanzar en mis estudios académicos después de haber realizado mi rol de mamá, pero entiendo que no todas las mujeres tienen el tiempo que a mí se me concedió, y por eso la idea es ofrecer facilidades a las mujeres para que puedan continuar sus estudios, explicó.

Para la doctora, el apoyo de las mujeres es fundamental, porque implica un reconocimiento al género y la lucha que han dado a lo largo de los años para que se respeten sus derechos y se visibilizan, con acciones con el uso del lenguaje incluyente.

Respecto al acoso y el hostigamiento, explicó que está presente no sólo entre maestras, maestros, alumnas y alumnos, sino entre iguales como los profesores.

Por tanto, se pronunció a favor de aplicar los protocolos con los que ya cuenta la BUAP para atender los casos, pero en especial, considera que la mejor manera de combatir ambas practicas es con educación desde las aulas.

Debido a que hay más alumnas que alumnos, se pronunció a favor de que la BUAP cuente con una rectora mujer, porque sería un reconocimiento no a su esfuerzo personal, sino al de todas las que han picado piedra. “Sería como un acto de justicia”.

Las pasiones y elecciones de Lupita Grajales

La aspirante a rectora de la BUAP, manifiesta que sus pasiones en la vida han sido sus hijos y la filosofía. Lo mismo que la lectura, porque tiene como hábito leer antes de dormir.

Pese a su perfil académico, entre un arte y el deporte, optó por el deporte, al recordar que fue defensa en un equipo de basquetbol.

'Quo Vadis' novela de Peter Ustinov que en 1951 fue adaptada al cine, es su película favorita y bases de algunos de sus estudios académicos.

Los tres regalos que le ha concedido la vida son su familia, su carrera en la BUAP y especialmente su esposo.

Lupita Grajales, licenciada en Filosofía por la BUAP, maestra en Filosofía por la UNAM y maestra en Ciencias del Lenguaje por la BUAP, busca ser recordar por los guisos que hace a sus hijos; como una persona justa y por el amor que ha dado a cada uno de sus alumnos.

La aspirante a dirigir la BUAP indicó que en la vida todo se aprende, pero ti tuviera que elegir entre una actitud y la aptitud, se quedaría en la vida con la primera.

Fotografía Municipios Puebla

clh

Visitas: 3,130

municipios_interiores: 

Encuesta

¿Usted ha recibido apoyos del gobierno del estado en el último mes?