Paquete Económico 2022

Como cada año, el Ejecutivo federal hizo entrega al Congreso de la Unión del Paquete Económico, ahora en su edición 2022, para darle trámite según las disposiciones legales. A fin de favorecer un conocimiento más amplio de este conjunto de consideraciones económicas y financieras para el siguiente ejercicio fiscal, resulta importante señalar que se compone por los Criterios Generales de Política Económica, la iniciativa de Ley de Ingresos, el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación y la miscelánea fiscal, cada uno de los cuales será brevemente explicado a continuación.

Los Criterios Generales de Política Económica contienen información referente al comportamiento esperado de las tasas de interés, inflación, tipo de cambio, expectativa de crecimiento económico y contexto internacional. Para 2022 se revisa el estimado de crecimiento puntual del 2.6 al 3.6 por ciento. Este aumento considera el restablecimiento total de la economía, por la conclusión del proceso de vacunación, y un impacto positivo de la inversión pública y privada, de los avances en la inclusión financiera y del comercio impulsado a través del T-MEC.

Este documento establece, entre otras estimaciones de variables, el precio de la mezcla mexicana de petróleo de exportación en 55.1 dólares por barril, y una producción diaria de 1,826 barriles; una inflación anual para el cierre de 2022 del 3.4 por ciento y una tasa de interés del 5 por ciento, lo que se ha recibido como señal de estabilidad en la política monetaria, con una proyección en el tipo de cambio promedio de 20.3 pesos por dólar.

Con la iniciativa de Ley de Ingresos se estima la composición del financiamiento del Estado. Destaca que se mantiene la decisión de no crear nuevos impuestos ni contratar nueva deuda, y aun así continuar incrementando la recaudación, como ha sucedido en los años previos, pese a la pandemia de COVID-19 y la crisis económica. Para el siguiente año se prevé una recaudación de 3 billones 944,520 millones de pesos, lo que representa un 13 por ciento más que lo aprobado para este año, que fue de 3 billones 533,031 millones de pesos. Los cálculos apuntan a que las personas contribuyentes aportarán un 55.6 por ciento de los ingresos totales del Estado, que ascenderían a los 7 billones 88,250 millones de pesos.

Por su parte, la miscelánea fiscal es el conjunto de herramientas o instrumentos legales para atender la política tributaria e incrementar la recaudación, sancionar la evasión, evitar la condonación, así como las malas prácticas fiscales y otros conceptos. Para el año 2022 se enfoca en medidas de simplificación y facilitación del pago por parte de los contribuyentes, sintetizado en un nuevo “régimen de confianza”, que sustituirá a los regímenes especiales, y estará disponible para aquellas empresas que facturen menos de 35 millones de pesos al año, es decir, un 96 por ciento de ellas.

Por último, el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación contempla las asignaciones programadas del gasto público durante el ejercicio fiscal, y comprende las correspondientes para las dependencias, secretarías, órganos autónomos, programas sociales y proyectos de inversión, entre otras. Para el 2022 se estima que el Gobierno federal gaste 7.1 billones, lo que representa un aumento del 8.9 por ciento respecto al ejercicio fiscal anterior.

En materia de salud, el presupuesto para la atención aumenta en el ISSSTE (un 3 por ciento), el IMSS (un 8 por ciento) y la Secretaría de Salud (un 28 por ciento). En total, el sector salud recibirá un incremento de 131 mil millones de pesos, en comparación con lo previsto para 2021.

Para los programas prioritarios, el presupuesto no presenta grandes variaciones respecto de los años anteriores, pero refrenda su sentido social. Propone un gasto de 390 mil 299 millones de pesos para ocho de los programas sociales del Gobierno en 2022: un 36 por ciento más que lo estimado para 2021, lo que en gran parte se debe al aumento del presupuesto de las pensiones para personas adultas mayores, tal como lo anunció el presidente meses atrás.

Las tres secretarías con mayor aumento en su presupuesto son: Turismo (un 64 por ciento), Bienestar (un 50 por ciento) y Salud (un 28 por ciento). Además, se darán beneficios fiscales a PEMEX y se le destinarán mayores recursos, en continuidad del programa de rescate al sector energético, sumando 636 mil 281 millones de pesos, como parte del gasto programable: un 12.7 por ciento más que el año pasado, lo que representa la mayor cifra desde que se tiene registro.

Asimismo, en el gasto federalizado, que son los recursos que el Gobierno de México transfiere a los estados de la República, se estima un aumento del 4.7 por ciento respecto al año retropróximo, ubicándose en los 2.11 billones de pesos.

Ahora es tarea del Congreso de la Unión discutir, modificar y aprobar el Paquete Económico, por lo que la mayoría parlamentaria del Senado de la República actuará con responsabilidad y apego a los principios constitucionales y democráticos que han distinguido los procesos anteriores, con la convicción de que estos documentos se fundan en finanzas públicas sanas, en la austeridad republicana y en el anhelo de una sociedad más próspera y equitativa.

 

ricardomonreala@yahoo.com.mx

Twitter y Facebook: @RicardoMonrealA

Visitas: 299

Anteriores

Ricardo Monreal

El doctor en Derecho, Ricardo Monreal Ávila, nació el 19 de septiembre de 1960 en Plateros, Zacatecas, en el seno de una familia de catorce hijos.

Estudió Derecho en la Universidad Autónoma de Zacatecas y luego cursó estudios de maestría y doctorado en Derecho Constitucional y Administrativo en la Universidad Nacional Autónoma de México.

En 1975 comienza su trayectoria política militando en las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), allí ocupó varios cargos: fue coordinador nacional de la Defensa Jurídica del Voto en la Secretaría de elecciones de la dirigencia nacional; presidió el Comité Directivo Estatal de Zacatecas y, posteriormente, fue secretario de Acción Política de la Confederación Nacional Campesina. En éste periodo de militancia participó en el Congreso de la Unión, fue diputado federal dos veces (1988-1991 y 1997-1998) y llegó al puesto de senador (1991-1997).

En 1998, Monreal Ávila abandona al PRI para unirse a las filas del PRD y contender, ese mismo año, a la gobernación del estado de Zacatecas.

Fue diputado federal en tres periodos: de 1988 a 1991 y de 1997 a 1998 por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), y entre 2012 y 2015 por Movimiento Ciudadano y por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Cumplió labores como senador en dos periodos, de 1991 a 1997 y de 2006 a 2012 por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el  Partido del Trabajo (PT).

Ahora por tercera ocasión es Senador de la República y coordinador de la fracción parlamentaria de Morena.