Los próximos tres años

El Congreso de la Unión está a unos días de concluir la LXIV Legislatura y de comenzar una nueva, que trabajará a lo largo de los próximos tres años, durante los cuales la mayoría parlamentaria del Senado de la República procurará fomentar los cambios al sistema jurídico que sean pertinentes para profundizar la Cuarta Transformación de la vida pública nacional, los cuales serán tanto al texto constitucional como a ordenamientos vigentes. 

También se deberá dar trámite a la aprobación de instrumentos internacionales y a la expedición de leyes de nueva creación que, por mandato judicial o por iniciativas presentadas, se deban desahogar. 

Entre las novedades de la próxima legislatura destaca la nueva integración de la Cámara de Diputados, con una mayoría disminuida para el Grupo Parlamentario de MORENA, por lo que los debates deberán lograr consenso con legisladoras y legisladores de otras bancadas, para impulsar la agenda legislativa, anteponiendo el interés general a los personales o partidistas, recordando la frase que en el salón de sesiones permanece como un constante llamado: La patria es primero. 

Queda pendiente también para el próximo periodo ordinario de sesiones la discusión y votación de la ley reglamentaria en materia de revocación de mandato, cuyo fundamento es la reforma de 2019 a nuestra norma fundamental, con la que se ampliaron los derechos de la ciudadanía para que sea parte de la toma de decisiones mediante la consulta popular, y tenga la opción de solicitar la terminación anticipada del periodo presidencial. 

Vale la pena recordar que la revocación de mandato fue uno de los compromisos que integraron la plataforma electoral que llegó al poder en 2018. Por eso, la importancia de la discusión y eventual aprobación de la ley reglamentaria reside no solamente en el hecho de que el Congreso tiene que cumplir con los plazos establecidos, sino en que de ello depende que las y los mexicanos cuenten con un instrumento de participación que mejore la calidad de nuestra democracia. 

Tampoco se debe perder de vista que, aunque la autoridad electoral emita lineamientos para llevar a cabo este ejercicio de democracia participativa, el Congreso de la Unión es el único que tiene la facultad de legislar en esta materia.

Por eso, el próximo periodo de sesiones será crucial para dar continuidad del proyecto de transformación nacional y de consolidación del Estado de derecho. Entre otras reformas de carácter constitucional, se contempla también una a diversos artículos en materia político-electoral, con el fin de reforzar la independencia de las autoridades electorales y reducir el costo de partidos políticos y del proceso comicial.

Al contrario de quienes afirman que el nuevo régimen descansa en un solo hombre, el proyecto de nación que impulsamos desde la Cuarta Transformación es el de un país plural y de un gobierno abierto. Durante la legislatura que está por concluir se sentaron las bases del cambio de régimen que el pueblo de México demanda; los próximos tres años serán cruciales para continuar con la edificación de un país más equitativo y más justo.

 

ricardomonreala@yahoo.com.mx

Twitter y Facebook: @RicardoMonrealA

Visitas: 613

Anteriores

Ricardo Monreal

El doctor en Derecho, Ricardo Monreal Ávila, nació el 19 de septiembre de 1960 en Plateros, Zacatecas, en el seno de una familia de catorce hijos.

Estudió Derecho en la Universidad Autónoma de Zacatecas y luego cursó estudios de maestría y doctorado en Derecho Constitucional y Administrativo en la Universidad Nacional Autónoma de México.

En 1975 comienza su trayectoria política militando en las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), allí ocupó varios cargos: fue coordinador nacional de la Defensa Jurídica del Voto en la Secretaría de elecciones de la dirigencia nacional; presidió el Comité Directivo Estatal de Zacatecas y, posteriormente, fue secretario de Acción Política de la Confederación Nacional Campesina. En éste periodo de militancia participó en el Congreso de la Unión, fue diputado federal dos veces (1988-1991 y 1997-1998) y llegó al puesto de senador (1991-1997).

En 1998, Monreal Ávila abandona al PRI para unirse a las filas del PRD y contender, ese mismo año, a la gobernación del estado de Zacatecas.

Fue diputado federal en tres periodos: de 1988 a 1991 y de 1997 a 1998 por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), y entre 2012 y 2015 por Movimiento Ciudadano y por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Cumplió labores como senador en dos periodos, de 1991 a 1997 y de 2006 a 2012 por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el  Partido del Trabajo (PT).

Ahora por tercera ocasión es Senador de la República y coordinador de la fracción parlamentaria de Morena.