• Nación

Un ‘No te preocupes Delfina’, versión 4T

  • Municipios Puebla
Hay algo que queda claro: que Delfina Gómez no debe estar en la SEP

“Si tu pie se desvía de nuevo,
 será cortado.

Si tu mano te lleva 
a otro camino 
se caerá podrida.

Si me apartas de tu vida
 morirás 
aunque vivas.

Seguirás muerto o sombra,
 andando sin mí por la tierra”.

PABLO NERUDA

Ha quedado más que demostrado lo que ya sabíamos: “la honestidad valiente” no era tal y, por lo mismo, no iba a resistir su paso por el poder. Delfina Gómez, hoy secretaria de… ¡Educación!, siendo antes presidenta municipal de Texcoco, incurrió en el desvío ilegal de recursos públicos. Durante años, a 550 trabajadores del municipio texcocano les pagó con cheques “rasurados”; esto es, una parte de su salario se los quitó para financiar ilegalmente a Morena.

Luego, en una entrevista concedida a Carmen Aristegui, la funcionaria dio una clase magistral de cinismo pues reconoció muy quitada de la pena el financiamiento ilegal a Morena. Según ella había un “acuerdo” con los trabajadores de que ese dinero se entregara al instituto político…

Su declaración fue clave para que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación confirmara la sanción de 4.5 millones de pesos impuesta por el INE a Morena por ocultar dichos ingresos.

Delfina Gómez es una violadora de la ley y de los derechos de los trabajadores, y no tiene honestidad ni ética para desempeñarse como servidora pública.

La pseudo servidora del Estado sin duda ‘barrió las escaleras’; lo hizo de abajo hacia arriba al descontarles a los trabajadores de la alcaldía una parte de sus ingresos. Ilegal, irresponsable y un abuso de poder en detrimento de las personas que menos tienen.

Este esquema de retención de salarios de manera obligatoria muestra una de las facetas más inhumanas de Morena. El caso en cuestión lo ilustra bien, mas no es la primera vez. Nada detiene a la Cuarta Transformación si se trata de obtener dinero para sus actividades…

Y muy al estilo del sexenio pasado, el gobierno federal lopezobradorista, en lugar de exigirle su renuncia, le premió al tenerla el día de ayer en la mañanera en primera fila como toda una rockstar para presentar el catálogo de libros que se usarán para la educación pública en conmemoración de los 100 años de que se creó la SEP. Uno de ellos editado por el INAH, pero que se repartirá en las escuelas primarias y secundarias públicas del país. “México grandeza y diversidad” —¿por qué no?— incluye loas y elogios a López Obrador y a la 4T. ¡Qué muera la historia! ¡Qué viva el adoctrinamiento! Total, el mandatario presume la falsa humildad de no querer estatuas, pero construye la idolatría entre el pueblo a través de los libros de texto...

Al finalizar su participación en la conferencia de prensa, Gómez salió huyendo de forma cobarde para no contestar nada respecto a su delito. Y horas más tarde, montada en un enorme cinismo, Delfina no solo no presenta su renuncia al cargo que detenta, sino que se da el lujo de anunciar con voz socarrona que será respetuosa de las decisiones del Tribunal Electoral. Noticia: lo anterior, secretaria, no es optativo.

Delfina seguramente estará esperando el próximo año para contender por la gubernatura del Estado de México. Y ese seguramente también será el premio que le otorgue nuestro presidente de la República por haber desviado 12 millones de pesos —cuando menos— de forma ilegal a Morena.

Supongo que el despojar a los trabajadores de sus salarios de forma forzosa, además de ilegal, es ofrecer ventajas a quienes menos tienen... Cae dentro de los ‘otros datos’ de la 4T, si bien en el mundo real eso se llama despojo y robo. Sin olvidar el delito de beneficiar a su partido sin avisar a la autoridad electoral. Un ilícito en toda regla.

Ahora queda clara otra cosa adicional: si se ocultaron las retenciones ilegales y se evadió toda posible evaluación del financiamiento electoral, lo cual ya se acreditó como delito, podemos estar seguros de que nunca, jamás, bajo la Cuarta Transformación se permitirá la evaluación de docentes y alumnos en México. ¿Para qué medir que vamos mal, muy mal? No, eso no.

Mientras espera su próximo premio por la transa cometida, la titular de la educación en el país guarda sepulcral silencio ante el ataque a instituciones públicas de educación como son la UNAM, el CIDE o la Escuela Nacional de Antropología e Historia, que si bien no dependen de la SEP son importantes espacios educativos del país.

Si hay algo que queda claro es que, desde la palestra mañanera, esta señora nos recuerda que no debe estar en la SEP; no sabe leer, no sabe hablar. Conoce de servirse a sí misma, de cometer ilícitos que afectan la vida democrática del país y de violar los derechos laborales de los trabajadores del Estado.

Tengan por seguro que el delito de Delfina será premiado con una gubernatura, pues para entonces, si no hacemos algo drástico ahora, ya no habrá siquiera una autoridad electoral que evite el atropello de la justicia mexicana.

El “No te preocupes Delfina” cobrará nuevos significados. El ser un abyecto corrupto y ratero al servicio de AMLO, también.

Columna de Verónica Malo en SDP Noticias

Foto Especial

clh

Visitas: 150

municipios_interiores: 

Encuesta

¿Usted ha recibido apoyos del gobierno del estado en el último mes?