• Xochiapulco

Oficializa cabildo de Xochiapulco su rechazo a mineras e hidroeléctricas

La guerra de intervención actual viene a través de los títulos de concesión minera 238245 entregados en agosto de 2011 a la Minera Gavilán, dijo la autoridad municipal.

Xochiapulco, Pue.- La conmemoración de la Batalla del 5 de Mayo fue elegida por el Ayuntamiento de Xochiapulco para dar a conocer la declaratoria oficial que lo hace un “municipio libre” de megaproyectos, con la que enfrentará la “intervención actual” que pretenden hacer las empresas Almaden Minerals e ICA, que tienen ahí concesiones para la explotación minera y la instalación de hidroeléctricas.

Fue durante la celebración del 154 aniversario del triunfo de las fuerzas indígenas serranas sobre el invasor francés, que el cabildo, encabezado por el alcalde, Franz Alexander Alejo Sánchez, informó que desde el pasado 22 de abril no se permitirá el desarrollo de “proyectos mineros, de extracción de hidrocarburos en cualquiera de sus formas, ni la instalación de hidroeléctricas y, menos, la privatización de agua” en esta demarcación.

La guerra de “intervención actual” viene a través de los títulos de concesión minera 238245 entregados en agosto de 2011 a la Minera Gavilán, una filial de la canadiense Almaden Minerals, para la explotación de los metales preciosos que encuentren en 9 mil 690 hectáreas del lote Ocotzingo. La licencia tiene una duración de 50 años y es válida desde el 23 de agosto de 2011 hasta el 22 de agosto de 2061.

Pero también los proyectos hidroeléctricos han sometido a una fuerte presión a los pobladores del municipio, se dijo: en la comunidad de Cuauximaloyan ya se han enfrentado directamente con diferentes representantes de empresas que quieren instalar varias represas en el río Apulco.

Desde finales del 2014 y el inicio del 2015 se sabe de las pretensiones de realizar cuatro proyectos hidroeléctricos: Ana, Boca, Conde y Diego, con los que el corporativo Ingenieros Civiles y Asociados (ICA) se sumó a la lista de las empresas que “pretenden el despojo de los bienes en los territorios de la Sierra Norte de Puebla”, a través de su filial Controladora de Operaciones de Infraestructura.

“La incursión de ICA significa la llegada de una compañía acostumbrada a hacer negocios con el gobierno, que además se ha involucrado en la construcción de las hidroeléctricas más polémicas. Pero la incursión de estos proyectos por parte de ICA, ha significado también la movilización de los pueblos que han expresado su rechazo a estas hidroeléctricas, presentando argumentos ante el procedimiento de evaluación de impacto ambiental que la SEMARNAT está realizando”, se informó.

Este sistema de centrales hidroeléctricas inicia con el proyecto hidroeléctrico Ana, que pretende represar el río entre las comunidades de Cuauximaloyan, en Xochiapulco y Tecuicuilco, perteneciente al municipio de Tetela de Ocampo.

Las centrales tienen continuidad, por la carretera Zacapoaxtla–Cuetzalan, en donde se ubica el proyecto Boca y, aguas abajo del Apulco, sobre el territorio de San Juan Tahitic en Zacapoaxtla, se pretende hacer la generadora Conde. Mientras que el proyecto Diego, concluye a la altura de la comunidad de Tacopizacta, que pertenece a Cuetzalan.

Como en el 5 de Mayo de 1862, en que resistieron al invasor francés, esta nueva intervención ha obligado a los pobladores de estos municipios serranos a tomar partido, a hacer la unidad desde abajo y rechazar los proyectos que los quieren despojar de su territorio, se recordó.

Visitas: 5,148

Tags: 

municipios_interiores: 

Encuesta

¿Usted ha recibido apoyos del gobierno del estado en el último mes?