• Tecamachalco

Tecamachalco el Viejo, una zona arqueológica aún oculta

La Comuna de Yehualtepec dejará el registro de Tecamachalco el Viejo ante el INAH a fin de que sea explotado turísticamente.

San Simón Yehualtepec, Pue.- El ayuntamiento de este municipio enclavado en la parte central del estado de Puebla realizó la tramitación correspondiente ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), para registrar la zona arqueológica de Tecamachalco el Viejo, que se encuentra a 7 kilómetros al oriente de la población.

Ruz Alejandro Sedano López, regidor de Industria y Comercio, mencionó que el reconocimiento se encuentra ya en la fase final, por lo que estima que las siguientes autoridades municipales, puedan dar continuidad en la habilitación del camino y los inicios del rescate de la zona arqueológica.

Tecamachalco el Viejo –explicó el regidor- forma parte de la ciudadela de la cultura popoloca, que fue asentada en las tierras comunales, que forman parte de la reserva de la biosfera de Tehuacán.

Señaló que la presente administración deja las bases a las siguientes administraciones para abrir un camino hasta la ciudad, pues dijo que se encuentra con el obstáculo de comuneros que no ceden el derecho de paso y en otros ejidos forma parte de la reserva protegida, que es una de las principales limitantes para abrir la brecha.

Sobre la intención de rescatar a Tecamachalco el Viejo, el funcionario mencionó que es de suma importancia para la generación de empleos en el municipio, donde el turismo que se pueda promover generaría ingresos para las familias.

Sedano López sostuvo que sería difícil llegar a ver la zona arqueológica rescatada, debido a que se deben realizar múltiples trámites que llevarán tiempo.

Los pobladores de la zona, aún desconocen la fuerte influencia que tiene la cultura Popoloca que dominaba parte del valle de Tecamachalco y de la Sierra Negra de Tehuacán.

De acuerdo con datos proporcionados por las autoridades de Tlacotepec, se sabe que el asentamiento formó parte de una cultura de más de 8 mil años de antigüedad, que por su influencia dejó otra ciudad, la de Santo Nombre, en Tlacotepec y los asentamientos del nuevo Tecamachalco, donde se construyó el Convento Franciscano, en el que Tlaacuilo Juan Gerson se encargó de Pintar el sotocoro. La influencia del señorío se expandió hasta el municipio de Quecholac. 

Visitas: 13,442

Tags: 

municipios_interiores: 

Encuesta

¿Usted ha recibido apoyos del gobierno del estado en el último mes?