Belleza sin crueldad

En 1979, la Organización de las Naciones Unidas declaró el 24 de abril como el Día Internacional del Animal de Laboratorio, recordando el nacimiento de lord Lodwing, quien fue presidente del comité inglés que comenzó en 1875 la lucha contra la experimentación con animales.

No obstante, éste es un tema pendiente de regulación en países como México, en donde se siguen permitiendo experimentos de este tipo para la industria cosmética, lo cual implica el sufrimiento injustificado de millones de estos seres vivos, toda vez que existen métodos alternativos que además resultan más eficaces, rápidos y económicos.

Antes de la conmemoración de esta fecha, el 9 de abril de 2019, presenté una iniciativa ante el Senado de la República para modificar diversas disposiciones de las leyes General de Salud, Federal de Sanidad Animal y General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, con el objetivo de prohibir que se practiquen pruebas en animales de productos cosméticos finalizados, de sus ingredientes o la mezcla de ellos, así como la importación y comercialización de los productos que incumplan este requerimiento. Las sanciones van desde el aseguramiento de cosméticos que no respeten la norma, hasta la clausura de los establecimientos involucrados, e incluso multas y pena de prisión.

Esta iniciativa recoge una preocupación de la sociedad civil, organizaciones no gubernamentales y activistas en favor de los derechos de los animales, quienes reconocen que el desconocimiento acerca de estos temas ha provocado que la humanidad cometa crímenes contra la naturaleza, de manera habitual y cotidiana.

En este sentido, para garantizar el derecho de quienes consumen productos cosméticos, el etiquetado de éstos podrá incluir leyendas para dar a conocer que en su fabricación no se realizaron pruebas con animales. No obstante, no podrán difundir esta condición aquellos productos que contengan ingredientes que deban someterse a pruebas de seguridad, y para las que no existan métodos alternativos validados por la comunidad científica internacional.

Esta iniciativa fue dictaminada de manera positiva por las comisiones competentes en ambas cámaras legislativas, y su discusión y votación tendrá lugar esta semana en el Senado, luego de lo cual se turnará a la colegisladora, para que haga lo propio y, en caso de aprobarse, se enviará al Ejecutivo federal, para su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Considerando que todas las bancadas han manifestado su interés en legislar para proteger a los animales de distintos tipos de abuso, se espera que la iniciativa próximamente se convierta en ley vigente para todo el territorio nacional.

Es preciso destacar que el régimen transitorio contempla que la Secretaría de Salud disponga parte de su presupuesto a incentivar y dar facilidades a la investigación nacional para el desarrollo de modelos alternos al uso de pruebas en animales, y que los fabricantes deberán sustituir estas prácticas en un plazo máximo de dos años.

Con estas acciones, el Senado de la República refrenda su compromiso de garantizar los derechos de los animales, incluido en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

 

ricardomonreala@yahoo.com.mx

Twitter y Facebook: @RicardoMonrealA

Visitas: 554

Anteriores

Ricardo Monreal

El doctor en Derecho, Ricardo Monreal Ávila, nació el 19 de septiembre de 1960 en Plateros, Zacatecas, en el seno de una familia de catorce hijos.

Estudió Derecho en la Universidad Autónoma de Zacatecas y luego cursó estudios de maestría y doctorado en Derecho Constitucional y Administrativo en la Universidad Nacional Autónoma de México.

En 1975 comienza su trayectoria política militando en las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), allí ocupó varios cargos: fue coordinador nacional de la Defensa Jurídica del Voto en la Secretaría de elecciones de la dirigencia nacional; presidió el Comité Directivo Estatal de Zacatecas y, posteriormente, fue secretario de Acción Política de la Confederación Nacional Campesina. En éste periodo de militancia participó en el Congreso de la Unión, fue diputado federal dos veces (1988-1991 y 1997-1998) y llegó al puesto de senador (1991-1997).

En 1998, Monreal Ávila abandona al PRI para unirse a las filas del PRD y contender, ese mismo año, a la gobernación del estado de Zacatecas.

Fue diputado federal en tres periodos: de 1988 a 1991 y de 1997 a 1998 por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), y entre 2012 y 2015 por Movimiento Ciudadano y por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Cumplió labores como senador en dos periodos, de 1991 a 1997 y de 2006 a 2012 por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el  Partido del Trabajo (PT).

Ahora por tercera ocasión es Senador de la República y coordinador de la fracción parlamentaria de Morena.