Semana crucial de las elecciones

El 6 de junio próximo se celebrará la jornada electoral por lo que entramos a una etapa crucial del Proceso Electoral Federal 2021, el cual es concurrente con los procesos electorales celebrados en las 32 entidades federativas. Las campañas para diputaciones federales comenzaron el 4 de abril pasado, y el próximo miércoles 2 de junio van a concluir, para entrar en la etapa de veda electoral que culmina precisamente con la jornada comicial.

De conformidad con lo establecido en el artículo 225 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE), el Proceso Electoral Federal 2020-2021, inició con la sesión extraordinaria del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), celebrada el pasado 7 de septiembre y concluirá con la declaración de validez y la entrega de las constancias de mayoría de las diputaciones ganadoras; y en todo caso, con la resolución del último de los medios de impugnación que se hubiesen interpuesto ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). La Instalación de la próxima legislatura de la Cámara de Diputados y toma de protesta de los legisladores federales será el 1 de septiembre de 2021.

En ese sentido, advertimos que el proceso comicial es una serie de actos ligados o concatenados desde una etapa inicial de preparación hasta una etapa final que es la de resultados y declaración de validez de la elección; entre las que se encuentran etapas intermedias. Las etapas del proceso comicial necesariamente deben cumplirse cada una y declararse firmes para poder avanzar a las etapas posteriores. Esa exigencia constituye lo que se llama en la materia electoral el principio de definitividad

De conformidad con el artículo 207 de la LGIPE, el proceso electoral es el conjunto de actos ordenados por la Constitución y las leyes electorales, realizados por las autoridades electorales, los partidos políticos, así como los ciudadanos que tiene por objeto la renovación periódica de los integrantes de los Poderes Legislativo y Ejecutivo tanto federal como de las entidades federativas, los integrantes de los ayuntamientos en los estados de la República y las alcaldías en la Ciudad de México.

Por lo anterior, la renovación de los poderes legislativo y ejecutivo se realizarán mediante elecciones libres, auténticas y periódicas, para lo cual el INE y los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLES) ejercerán funciones de preparación de la jornada electoral, escrutinio y cómputo, así como de la declaración de validez

Las etapas del proceso electoral constituyen aquella división del proceso comicial que tienen como propósito distinguir y diferenciar claramente, la secuencia temporal de los diversos actos o actividades que integran dicho proceso; además de asegurar la observancia del principio de definitividad, por el cual se otorga firmeza y certidumbre jurídica a la realización y conclusión de cada una de ellas en tiempo y forma, por parte de los sujetos de derecho electoral.

En ese sentido el principio de definitividad consiste en que todas las resoluciones y los actos emitidos y llevados a cabo por las autoridades electorales correspondientes con relación al desarrollo de un proceso electoral, adquieren definitividad a la conclusión de cada una de las etapas en que dichos actos se emiten. La finalidad esencial del principio de definitividad es el de otorgarle certeza al desarrollo de los comicios, así como seguridad jurídica a los participantes en los mismos.

Por lo cual, el artículo 41, en su base VI de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), establece que, para garantizar los principios de constitucionalidad y legalidad de los actos y resoluciones electorales, se establecerá un sistema de medios de impugnación que dará definitividad a las distintas etapas de los procesos electorales

Por lo anterior, el proceso electoral se compone de una serie de etapas delimitadas en el tiempo y ordenadas, de tal manera que se identifican claramente sus objetivos; en dichas etapas participan las autoridades electorales, los partidos políticos, los candidatos postulados por los institutos políticos, los candidatos independientes y la ciudadanía en general.

En ese orden de ideas, vamos a identificar las siguientes tres etapas cruciales de este proceso electoral que ya está próximo a culminar con la celebración de la fiesta de la democracia, la jornada electoral. Así, dichas etapas son: 1) La conclusión de las campañas electorales; 2) La veda electoral; y 3) La jornada electoral. 

Conclusión de las campañas electorales. Las campañas para diputaciones federales comenzaron el 4 de abril pasado, y el próximo miércoles 2 de junio concluirán para dar inicio a la etapa de veda electoral. De conformidad con el artículo 242 de la LGIPE, la campaña electoral es el conjunto de actividades llevadas a cabo por los partidos políticos nacionales, las coaliciones y los candidatos registrados para la obtención del voto; en dicho periodo se realizaron los actos de campaña las reuniones públicas, asambleas, marchas y en general aquéllos en que los candidatos o voceros de los partidos políticos se dirigen al electorado para promover sus candidaturas;

Veda electoral. El periodo de veda electoral inicia el 3 de junio y concluye el 5, en tanto que la jornada electoral es el 6 de junio. En el periodo de veda electoral se suspende todo acto de campaña, así como la transmisión de propaganda, tres días antes de la jornada electoral; lo cual tiene como finalidad establecer un período de silencio o de reflexión para garantizar que el elector decida con mayor libertad su voto.

El artículo 210, párrafo 1, de la LGIPE, establece que la distribución o colocación de la propaganda electoral deberá retirarse o finalizar 3 días antes de la jornada electoral. Por su parte, el artículo 213, párrafo 2, contempla que durante los tres días previos a la elección y hasta la hora de cierre de las casillas, queda estrictamente prohibido publicar, difundir o dar a conocer por cualquier medio de comunicación, los resultados de las encuestas o sondeos de opinión, que tengan como fin dar a conocer las preferencias electorales;

Jornada electoral. La jornada comicial del Proceso Electoral Federal 2021, y de las elecciones concurrentes en las 32 entidades federativas se celebrará el 6 de junio próximo. La jornada electoral es el día en que se recibe la votación del electorado, por lo que las leyes electorales deben establecer la hora en que se instalan y se aperturan las casillas con el objeto de que los ciudadanos emitan su voto de manera libre y secreta. Una vez finalizada la votación con el cierre de casillas y realizado el escrutinio y cómputo de los votos recibidos, se clausuran las casillas y se remiten los paquetes electorales a las autoridades correspondientes, que en materia federal son los consejos distritales y locales del INE para realizar el cómputo respectivo.

La jornada electoral, en estricto sentido, se refiere al número de horas que permanecen abiertas las urnas para recibir el voto de los electores. La emisión del voto por parte del ciudadano constituye la culminación y el momento crucial de todo el proceso electoral. El artículo 273, párrafo 2, de la LGIPE establece que la jornada electoral federal inicia el primer domingo de junio del año de la elección ordinaria, a las 7:30 horas. El presidente, el secretario y los escrutadores de las mesas directivas de las casillas nombrados como propietarios, deberán presentarse para iniciar con los preparativos para la instalación de la casilla en presencia de los representantes de partidos políticos y de Candidatos Independientes que concurran. Una vez culminados con los preparativos para la instalación de la casilla, en términos del artículo 273, párrafo 6, de la LGIPE, la votación se empezará a recibir a las 8:00 horas; pues de no recibirse hasta a las 8:15, se procederá en términos del artículo 274, de la LGIPE; y el cierre de la casilla será a las 18:00 horas (artículo 285, párrafo 1, de la LGIPE). La jornada electoral inicia formalmente con la apertura de casillas y concluye con la clausura de las mismas, una vez que termine el escrutinio y cómputo de votos.

La jornada electoral del 6 de junio de 2021 no solo será el proceso comicial más grande de la historia de México por el número de cargos y por las problemáticas que representa la pandemia del COVID-19; también nos hemos enfrentado a una violencia sin precedentes que ha “ensombrecido” el proceso comicial en curso, tanto por la violencia política en razón de género, como por el asesinato de 88 personas entre candidatos y aspirantes. 

En ese sentido, las autoridades electorales tienen el reto y la gran responsabilidad de garantizar que la renovación de los poderes legislativo y ejecutivo se realizará mediante elecciones libres, auténticas y periódicas mediante el ejercicio del sufragio universal, libre, secreto y directo; para lo cual todos los actos y resoluciones de las autoridades electorales, se deben sujetar invariablemente al principio de legalidad y a un control de la constitucionalidad y convencionalidad por parte de los tribunales electorales, y que la voluntad popular sea la única decisiva al momento de determinar quiénes son los ganadores en el actual proceso comicial.

Visitas: 439

Anteriores

Jorge Sánchez

Magistrado Jorge Sánchez Morales

Sala Regional Guadalajara  TEPJF

 

Nació el 19 de febrero de 1968 en la ciudad de Puebla, donde realizó su instrucción básica y media e ingresó a la Universidad Popular Autónoma de Puebla (UPAEP), ahí recibió dos nominaciones por mérito al estudio 1985 y 1986 y la mención académica en 1991. Obtuvo el título de licenciado en Derecho en 1992, el grado de Maestría en 2016 y el Doctorado en 2018.

 

De 1993 a 2001 fue abogado externo de Bancomer, S.A.; Multibanco Mercantil Probursa S.A. y Banco Bilbao Vizcaya-México, S.A. entre otras instituciones financieras

En 2001 fue secretario de estudio y cuenta del Tribunal Electoral del Estado de Puebla, donde permaneció hasta 2006.

Ingresó al ámbito administrativo electoral, uniéndose al entonces Instituto Federal Electoral (IFE) como Consejero en el Estado de Puebla, desempeñándose como presidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos en el Proceso Electoral Federal 2005-2006.

En 2006 fue designado presidente del Instituto Electoral del Estado de Puebla para el periodo 2006-2012.

Desde 2015 ocupó el cargo de magistrado del Tribunal Electoral del Estado de Puebla, designado por el Pleno del Senado de la República.

Durante el mes de agosto de 2016 participó en el Proceso de selección de magistrados de Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

A partir del 23 de febrero del 2017 a propuesta del Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y por designación del Senado de la República, ocupa el cargo demagistrado de la Sala Regional Guadalajara, Primera Circunscripción Plurinominal del TEPJF.

Por invitación de la George Washington University The Graduate School Of Political Management, participó como observador internacional en la elección presidencial en Estados Unidos en noviembre de 2008, en la cual resultó electo presidente de los Estados Unidos Barack Obama; y en noviembre de 2016 cuando se eligió como presidente a Donald Trump.

Así mismo participo por grupo UNIORE como observador internacional en las Elecciones Generales de Honduras en noviembre de 2017.