• Huauchinango

Piden en Ixtacamaxtitlán negar permisos a Minera Gorrión

  • Marco Antonio Licona
Las comunidades reiteraron su negativa a aceptar proyectos de minería a cielo abierto, por considerarlos peligrosos

Ixtacamaxtitlán, Pue.– Las comunidades de Ixtacamaxtitlán, organizadas en la Unión de Ejidos y Comunidades de Defensa de la Tierra el Agua y la Vida,  Alcolhua, exigieron a la SEMARNAT que no autorice la manifestación de impacto ambiental para el Proyecto Minero Ixtaca y garantice el derecho humano a un ambiente sano y el derecho a escoger el futuro que queremos, finalizando, “en sus manos está atender la devastación ambiental en nuestro país”.

Mediante un comunicado, las comunidades reiteraron las razones por las que la SEMARTNAT debe de negar a la Minera Gorrión la autorización a su manifestación de impacto ambiental, reiterando que están en contra de la minería a cielo abierto.

En el escrito se incluyeron las comunidades habitantes de la Cuenca del río Apulco y demás organizaciones defensoras.

Recordaron que en la reunión pública de información del pasado 25 de junio de 2009, comunidades, académicos y defensores de derechos humanos, manifestaron en 17 ponencias la inviabilidad del proyecto por “las graves e irreversibles consecuencias que tendría”.

Desglosaron que el tipo de minería en este proyecto de tajo a cielo abierto, de aproximadamente 1000 metros de diámetro, “ocasionará la reconfiguración total del territorio con daños irreversibles al medio ambiente, a la vida comunitaria la propia minera reconoce, que los impactos del proyecto serían irreversibles y que hay riesgo para los factores que componen el ecosistema por lo que no podemos aceptar medidas de mitigación que comprometen el futuro de nuestros pueblos”.

Aseguraron que el proyecto “no sustenta la viabilidad de la operación con el uso exclusivo del agua pluvial, ni se expone los impactos qué conlleva la intervención en los escurrimientos de agua, pues recolectar el agua proveniente de la parte superior de la cuenca, supone que la empresa intervenga en la regulación de flujos hidrológicos impactando en la cuenca del río Tecolutla y por lo tanto la cuenca hidrológica prioritaria Tuxpan-Nautla

Subrayaron que los impactos “irreversibles causados en el sistema hidrológico, la biodiversidad y la vocación de uso de suelo agroforestal pueden generar un efecto cascada que afectaría el ecosistema de la región y más allá del municipio de ixtacamaxtitlán”.

Indicaron que la Manifestación de Impacto Ambiental de la Minera Gorrión “no reconoce la incompatibilidad de la minera metálica a cielo abierto con las políticas de restauración, preservación y aprovechamiento sustentable de las unidades biofísicas ambientales del programa de ordenamiento ecológico general del territorio”.

Aseguraron que la Minera Gorrión minusvalora la agrobiodiversidad de la región y niega el papel y el aporte de los pueblos indígenas campesinos a la alimentación y al cuidado de la madre tierra, inmovilizando así el impacto de la industria extractiva en la vida campesina, invisibilizando así el impacto de la industria extractiva de la vida campesina”

También señalaron que la empresa ignora la vegetación secundaria y el bosque de táscate en la región “minimizando los servicios ambientales que presentan, sobre todo ante el contexto del cambio climatológico y no toma en cuenta los impactos socioeconómicos del cambio de uso de suelo de terrenos agrícolas”

Para los inconformes se está omitiendo información sobre espacios que se verían afectados dentro de la Nom-059, pues ésta afirma que ninguna es endémica en la zona lo cual es falso.

Subrayaron que las concesiones mineras sobre las que se pretende realizar el citado proyecto minero se señalan que son las denominadas Cerro Grande R1 y Cerro Grande 2R3, sin embargo, “esta información es falsa pues las concesiones sobre las que pretende realizar la mina son las denominadas, Cerro Grande y Cerro Grande 2, sujetas actualmente a un juicio de amparo interpuesto en defensa de los derechos a la tierra y al territorio”

Refirieron que en este Procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental (PEIA), en octubre del 2019 entregaron personalmente a la EMARNAT alrededor de 3500 firmas contenidas en más de 40 actas de asamblea de comunidades de Ixtacamaxtitlan, así como el acta de la 30a Asamblea de los Pueblos Masehual, Tutunakú y Mestizo por la Defensa del Territorio, firmada por representantes de 27 municipios de la Sierra Norte de Puebla y la cuenca del Río Apulco; en todas estas actas se declara el rechazo al proyecto de la minería a cielo abierto de la empresa Almaden Minerals.

Foto archivoe

aj

Visitas: 1,670

municipios_interiores: 

Encuesta

¿Usted ha recibido apoyos del gobierno del estado en el último mes?