• Nación

Reunión de trabajo AMLO-Trump: ¿Fallaron los pronósticos?

  • Municipios Puebla
López Obrador habló de corrido —contrario a lo que nos propina en cada mañanera— y ninguno de los dos presidentes aceptó tomar preguntas de la prensa después

Vasos medio llenos y medio vacíos

¿A usted qué le pareció el encuentro? Yo, a riesgo de verme “crítica de ojos vendados” (Federico Arreola, dixit) lo encontré bastante falto. Y, contrario a lo que afirma el presidente AMLO, no porque pensara que los mandatarios —mexicano y estadounidense— se fueran a enfrentar o incluso pelear en público; tampoco porque esperara que, rompiendo protocolo, se fueran a abrazar).

Los titulares del ejecutivo destacaron en declaración conjunta su amistad, dicen, “contra todo pronóstico”. Bien saben ellos y todo el mundo que los insultos proferidos por uno u otro en contra del país opuesto no se han hecho estando el otro mandatario presente. Una cosa es lo que se pronuncia en el discurso y otra muy distinta lo que sucede. ¿Por qué esperar que eso fuese distinto ahora? De hecho, lo único confiable de Trump cuando actúa solo es precisamente que no es confiable. Esto es, que se contradice entre lo que dice y lo que hace (apenas ayer Estados Unidos anunció que no recibirá ni permitirá permanecer a estudiantes extranjeros cuyas clases sean en formato virtual el próximo año escolar, esto supuestamente para evitar contagios de Covid-19). Lo mismo puede decirse del presidente AMLO...

Nada de improvisaciones

“Mi gran amigo” ha sido el papel proferido por uno y libreto desempeñado por el otro desde un principio. Por ello, mi posición personal se basa en que esa gira se desarrolló exactamente de acuerdo al plan. Un libreto trazado en su mayoría por Donald Trump, por supuesto.

¿No lo creen? Basta notar que López Obrador habló de corrido —contrario a lo que nos propina en cada mañanera— o que ninguno de los dos presidentes aceptó tomar preguntas de la prensa después de sus pronunciamientos públicos durante toda la visita.

Obviamente hay entusiasmo de algunos medios de comunicación; de los dueños de las televisoras particularmente. ¿Cómo esperar lo contrario después del trato preferente que se les dio durante esta gira? Lo mismo va para uno que otro empresario; un@s porque nadie se acordaba de ellos antes (ni se acordarán después), otros porque reafirman posiciones dentro de la 4T.

Hasta la aprehensión del ex gobernador de Chihuahua César Duarte en Miami fue dada a conocer en cronometrado momento. No es solo un regalo de Trump a AMLO, es también una jugada entre los dos frustrados “beisbolistas" para fortalecer a López Obrador en el marco de las elecciones del 2021; seamos francos: con ello le quitó muchas municiones a Javier Corral, gobernador de Chihuahua, y por lo tanto al PAN. Ni quien vaya a recordar ahora que la captura de su antecesor se debe a toda la evidencia que su gobierno dio a la fiscalía de la República para lograr su extradición...

Por si fuera poco, la detención de Duarte es un recordatorio de que el PRI es corrupto y, por si a alguien se le había olvidado, de no ir en coalición con el otrora partidazo.

La verdad detrás de los telones

El pronóstico es claro: tendremos que resarcir heridas con los demócratas, particularmente con Nancy Pelosi y con el —muy probablemente / le lleva más de 10 puntos de ventaja a Trump en el promedio de las encuestas— próximo presidente estadounidense, Jon Biden. Tan es así que el oponente de Trump sacó un tuit en sus redes sociales refrescando la memoria sobre la verdadera opinión de Trump con respecto a nuestro país. De igual forma, en una carta firmada por los demócratas le solicitan a Andrés Manuel un informe detallado sobre la implementación de las leyes laborales relacionadas con el T-MEC.

También, hasta este momento no se han comentado las implicaciones que tendrá la reunión bilateral en las elecciones intermedias de nuestro país el próximo año (lo sabremos en breve puesto que SDP Noticias publicará en unas horas una encuesta de las empresas OPMI y SRS al respecto.)

Por si fuera poco, todos, empezando por la única mujer “empresaria” invitada a la cena conjunta de ayer (quien decidió que en sus quince minutos de fama lo que le correspondía era hacerla de guía de turistas), nos hemos prestado a la gran distracción. Durante al menos 48 horas nadie se acordó de la tragedia de la pandemia que arrasa ambos países.

Tampoco de que en el desastre económico que enfrentamos se trate de conseguir que empresas americanas donen dinero para la campaña de reelección de Trump, que un puñado de hombres de negocios se placeen en la Casa Blanca de la mano de nuestro presidente o que ahora López Obrador sea hoy —para enojo de muchos de sus fieles apoyadores de la verdadera izquierda mexicana— el máximo exponente del neoliberalismo y de la integración comercial.

Total, que toda esta representación de la visita oficial fue una jugada muy bien coordinada entre quienes han sido “ponchados” en el tema del Covid-19 y del desempeño de sus economías.

En este momento, Trump va abajo en las preferencias electorales y Morena sabe el costo de no tener a López Obrador en las boletas de votación del próximo año. Ambos personajes hacen todo por ganar. Ese ERA y ES MI PRONÓSTICO y hasta ahora no me ha fallado.

 

 

Columna de Verónica Malo Guzmán

SDPnoticias

 

 

Foto: www.gob.mx

cdch

Visitas: 489

municipios_interiores: 

Encuesta

¿Usted ha recibido apoyos del gobierno del estado en el último mes?