• San Martín Texmelucan

Norma Layón, en camino a ser el segundo alcalde de Morena en caer

  • Municipios
La edil de Texmelucan está en camino a tener un destino similar al de Felipe Patjane, alcalde de Tehuacán, que inició el año en la cárcel

Puebla, Pue.- Una edil que va camino a tener un destino similar al de Felipe Patjane, el alcalde de Tehuacán que inició el año en la cárcel, es Norma Layón Aarún la presidente municipal de San Martín Texmelucan. Pues han aparecido una lista de inconsistencias y posibles actos de corrupción en el ejercicio de los fondos del ayuntamiento, sin contar el enorme malestar ciudadano que hay en su contra por el tema de la inseguridad y que recibió un fuerte revés jurídico, ya que el exdirector de Sistema Operador del Agua Potable ha ganado un amparo en contra del proceso de destitución que sufrió a mediados de 2019.

Por esa razón un importante de grupo de líderes de organizaciones populares y de organismos empresariales de San Martín Texmelucan han decido ignorar la autoridad de la edil y no tratar con ella los problemas de esta importante ciudad.

Esa agrupación de dirigentes ha establecido un canal directo de comunicación con el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, para no tratar con Norma Layón. Como resultado de ese dialogo, a mediados de este mes se instalará una mesa de análisis –encabezada por el subsecretario de Gobernación, David Méndez Márquez– para emprender un proyecto de reordenamiento comercial de la ciudad y resolver el severo problema de inseguridad pública.

Para nadie pasa desapercibido que el primer año de gobierno de Norma Layón fue un periodo perdido, en que no hubo proyectos de obra pública relevantes, no mejoró la seguridad y la mala calidad de los servicios públicos. En contraparte, se ha observado mucha opacidad en el ejercicio del gasto público.

Se dice entre los líderes políticos y sociales de San Martín Texmelucan que la edil ya enfrenta graves dificultades para comprobar el destino que habría dado a unos 46 millones de pesos del erario municipal. Simplemente no se sabe en qué se aplicó esa cuantiosa suma de fondos públicos.

Como parte de las sospechas de actos de corrupción ha aparecido un hecho relevante: la repavimentación que se hizo de un puente que comunica a la localidad de San Salvador El Verde, cuyos trabajos fueron reportados en 6.9 millones de pesos. Sin embargo, estimaciones que han hecho peritos en obra pública calculan que la obra no podía tener un costo superior a una cifra que oscilaría entre los 700 mil y el millón de pesos.

Por si fuera poco, resulta escandaloso que la alcalde ha planteado que en este año gastará 250 millones de pesos en la colocación de cámaras de seguridad en el municipio. Un proyecto que quiere hacer aparecer como la vanguardia para atacar los altos índices de asaltos y robos, cuando el problema central del municipio es la carencia de agentes de la policía, de patrullas, armamento y estrategias de combate a los grupos criminales.

Para muchos ese asunto de las cámaras tiene un tufo de negocio privado de funcionarios del ayuntamiento y no una preocupación real de combatir al crimen organizado. Ya de que sirve tener esos aparatos, conectados a líneas de internet, si no hay una fuerza de seguridad pública para perseguir a la delincuencia.

Regresa el director del Sistema Operador de Agua Potable

Uno de los mayores escándalos que ha enfrentado Norma Layón fue su intento de privatizar el agua potable de San Martín Texmelucan, sin importar que ella surgió de las filas de Morena y esta fuerza política ha establecido como línea política en todo el país el oponerse a que el capital privado se haga cargo de dicho servicio público.

A mediados de 2019, Layón ordenó la destitución de Raymundo Martínez Montes, en su calidad de director del Sistema Operador de Agua Potable del Municipio de San Martín Texmelucan, debido a que el funcionario se opuso a la privatización del recurso hídrico.

Se le acusó que había cometido desvíos por 5.3 millones de pesos de los fondos del organismo de agua potable.

Martínez Montes guardó silencio ante la destitución y la acusación de actos de corrupción. Su caso lo empezó a litigar en la justicia federal, en donde ya obtuvo un amparo en el cual se establece que nunca hubo elementos probatorios en su contra por el supuesto desvío de los 5 millones de pesos en cuestión.

Tampoco se sustentó alguna falta administrativa o un acto ilegal que ameritara su destitución.

Por tanto, la justicia federal lo ha exonerado de la acusación de desvío de fondos y ha exigido que se la restituya en el cargo.

Todo apunta a que Norma Layón no supo dar una lectura crítica a lo que pasó con Felipe Patjane en 2019.

Va camino a ser el segundo edil de Morena que podría caer.

Columna Cuitlatlán, de Fermín Alejandro García, en la Jornada de Oriente

Foto archivom

aj

Visitas: 781

municipios_interiores: 

Encuesta

¿Usted ha recibido apoyos del gobierno del estado en el último mes?