• Coronango

Me dijo dame un abrazo y me tocó los senos, narra monaguilla

  • Redacción
El párroco de San Francisco Ocotlán, Álvaro Antonio N fue separado de su cargo

Coronango, Pue.- Aunque inicialmente las autoridades ministeriales de Cholula obstaculizaron a Laura y le impidieron denunciar al párroco de San Francisco Ocotlán, Álvaro Antonio N, la adolescente el fin de semana pudo presentar la de demanda penal como lo pidió el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez, quien confirmó la separación del cargo del sacerdote mientras la autoridad competente determina la responsabilidad.

Esta semana, medios regionales informaron sobre el acoso del que fue víctima Laura N, quien antes del ataque era monaguilla en San Francisco Ocotlán, donde el sacerdote denunciado estuvo al frente en los últimos años.

Álvaro Antonio, también fue señalado por sus comentarios misóginos en los sermones dominicales, donde llamó “rameras” a las mujeres por usar faldas cortas o vestidos pegados cuando asisten maquilladas a la misa.

Tras la negativa en varias ocasiones de las autoridades ministeriales, Laura por fin denunció penalmente por tocamientos lascivos y hostigamiento al sacerdote, quien presuntamente intentó violarla en noviembre del año pasado.

Cuando Laura intentó denunció el abuso, la agente del Ministerio Público (MP) de la Agencia Especializada en Delitos Sexuales manifestó que no era su jurisdicción y la mandó a la agencia del Ministerio Público de Cholula. Después le exigieron la presencia de su madre o de lo contrario la llevarían a un albergue del DIF.

En San Pedro Cholula argumentaron que en ese momento no podía denunciar porque no había una psicóloga, para evitar revictimizarla. Al final, el sábado quedó la denuncia presentada por la víctima.

“Me dijo dame un abrazo, me abrazó y me tocó los senos. Luego me pidió un segundo abrazo de una manera morbosa y lo rechacé porque me sentí muy incómoda. Corrí a mi cuarto pero él me siguió (…), se sentó en mi cama y me comenzó a tocar las piernas morbosamente y yo lo quité y me salí llorando”, narró Laura.

La adolescente explicó que el ataque se presentó en la casa de un familiar, donde el sacerdote la siguió hasta una habitación, pero la presencia de un adulto evitó que la atacara sexualmente.

Mientras las autoridades investigan el caso, algunos feligreses han iniciado cadenas de oración por el sacerdote misógino.

Archivom

clh

Visitas: 610

municipios_interiores: 

Encuesta

¿Usted ha recibido apoyos del gobierno del estado en el último mes?