Las mujeres hacen historia en la BUAP

Con el arribo este mes de octubre de Lilia Cedillo Ramírez a la Rectoría de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, la máxima casa de estudios poblana, inaugura una nueva etapa después de 434 años de su fundación.

La elección ha sido determinante, incluso se podía calificar como excelente dentro de una sociedad de la que actualmente está llena de cambios y donde la mujer tiene mayor participación.

El proceso democrático ha sido ejemplar, ya que los empleados administrativos, maestros, investigadores y alumnos han participado en una votación electrónica nunca antes vista en México.

Lilia Cedillo tiene un perfil que gusta a los jóvenes, que en general son apáticos y que no se distinguen por acudir  las votaciones. No necesitó tener esa imagen pre construida, tan habitual en los medios políticos. A lo largo de su carrera como maestra, investigadora y administradora, lo ha construido para bien de la universidad.

La naturalidad y la sencillez fueron el gran atractivo para la comunidad universitaria y es muy posible que lo siga siendo.

Baste decir, que durante la epidemia de coronavirus, estuvo en primera línea, en la atención a los pacientes en el Hospital Universitario.

Sin duda, habrá más administración que política en la máxima casa de estudios. También habrá críticas, seguramente por su condición de mujer, pero se podrán medir los resultados.

Muy bienvenida, la nueva Rectora de la BUAP. Es una pionera con algunas otras que registra la historia universitaria.

LAS PI0NERAS DE LA BUAP

De acuerdo a la Gaceta Universidad, órgano de difusión de la Universidad de Puebla del 8 de marzo de 1984, desde su fundación en 1587, solamente estudiaban hombres.

El 27 de enero de 1881 el Periódico Oficial del Gobierno de Puebla que dirigía Miguel Galindo y Galindo daba cuenta de un acontecimiento inusitado en esa época, la inscripción al Colegio del Estado, por vez primera en su historia, de una mujer llamada Matilde Montoya, a las cátedras de física y zoología.

El 7 de febrero de 1893, la señora Francisca Campos obtuvo su título de Enfermera Partera, luego de realizar los cursos correspondientes en la antigua Escuela de Medicina y haber aprobado por unanimidad, tanto el examen teórico como el clínico.

Días después, el 16 de ese mes, Teodora Acosta se tituló como Enfermera Obstetra, al ser aprobada por unanimidad en las dos etapas de su examen profesional. Cursó también estudios en la antigua Escuela de Medicina.

Pasaron otros 24 años antes que una mujer egresara con título universitario del entonces Colegio del Estado. Fue Herminia Franco Espinoza, quien el 7 de diciembre de 1917 presentó examen profesional para Médico Cirujano. El 19 de junio de 1928, Irene Rojas se convirtió en la primera mujer titulada como Química Farmacéutica, al aprobar por unanimidad el examen profesional correspondiente.

Ese mismo año, Delphy Oropeza Menéndez fue aprobada por unanimidad en su examen profesional para Química Farmacéutica Bióloga. La tesis que presentó fue Tinta; Definición, Historia, Fabricación: Constituyentes y Clases, Análisis, Ensayo, Falsificación de Escritos y Regeneración y Conservación de Escritos.

Carmen R. Arellano Muñoz fue, el 29 de octubre de 1940, la primera mujer que obtuvo el título de Licenciado en Derecho, tras aprobar, por mayoría de votos, en las etapas oral y escrita de su examen profesional. Teresa Zafra Ortega fue la primera Odontóloga que se graduó en nuestra universidad. Obtuvo su título el 16 de octubre de 1945, mediante la tesis Puentes Fijos.

En la carrera de Contaduría Pública y Auditoría, la primer titulada fue María Cuesta Contreras, en 1946. Ana María Ochoa Calderón se convirtió, el 24 de marzo de 1960, en la primera mujer que se tituló como Maestra en Ciencias Físicas.

Y de ahí en adelante, cientos, miles de mujeres. Ellas son las pioneras.

leticia_montagner@hotmail.com

Visitas: 329

Anteriores

Leticia Montagner

Leticia Montagner es licenciada en Periodismo y tiene la maestría en Periodismo Político por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Doctorada en Derecho y Género. Fue catedrática de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla y de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Es pionera en Puebla de noticiarios y programas radiofónicos con perspectiva de género desde 1997. Conductora de programas de radio y televisión en Puebla. Actualmente es catedrática de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, escribe una columna política los miércoles en El Sol de Puebla y conduce la Revista ABC en ABC Radio 1280 de AM.