Tren maya orilla a migrantes al uso de rutas más peligrosas

Desde hace décadas, los indocumentados no solo de origen centroamericano sino los mismos migrantes mexicanos usaban el tren mejor conocido como La Bestia como transporte principal para llegar a la frontera con Estados Unidos.

Desde hace unos meses, algunas rutas de este tren fueron cerradas desde que el presidente López Obrador anunció la construcción del “Tren Maya” y como parte del proyecto el “Ferrocarril del Istmo” obligando a miles de migrantes a buscar rutas más peligrosas que los obligan a internarse en la selva o en zonas donde el crimen organizado tiene sus bastiones.

Juan de Dios Gutiérrez, Especialista en Gestión de Información de la Oficina de la Organización Internacional de las Migraciones en Tapachula, Chiapas presentó el informe de la Matriz de Seguimiento de Desplazamiento en el que se deja claro que con la construcción del Tren Maya se desvió la ruta de La Bestia pues en Tenosique, Tabasco, la estación más cercana al punto fronterizo conocido como El Ceibo, será una de las estaciones de la obra a cargo del gobierno federal.

A pesar de que las autoridades han reportado que en esa región existen algunos grupos delictivos que violentan a los migrantes, en ese paso fronterizo en Tabasco, conocido como El Ceibo, se contabilizaron en mayo a mil 200 personas migrantes que cruzaron, en junio creció a 3 mil y para julio disminuyó a mil 800, un 75 por ciento de estos migrantes son hombres.

Según este reporte, actualmente los migrantes están cruzando por localidades aledañas a Frontera Corozal, ubicada en Ocosingo, Chiapas, uno de los Municipios Autónomos de los Rebeldes Zapatistas.

Desde esa región los migrantes contaban con La Bestia para iniciar su recorrido por territorio mexicano de forma gratuita, pero adquiriendo enormes riesgos que muchas veces les costaron hasta la vida o la mutilación de alguna parte del cuerpo, principalmente piernas, brazos o manos. Y desde hace varios años, los riesgos que implica ser víctimas del crimen organizado que aprovecha las pausas del tren para subir y asaltar o extorsionar a los migrantes, provenientes principalmente de Honduras, Guatemala y El Salvador, actualmente lo usan migrantes sudamericanos y haitianos.

Por eso es que, a La Bestia también se le conoce como El tren de la muerte porque cientos de migrantes han perdido la vida o alguna extremidad, sobre todo, cuando tuvieron el infortunio de quedarse dormidos y al caer son alcanzados por la fuerza de sus rieles.

En el caso de la otra estación de La Bestia en el Istmo de Tehuantepec, una de las terminales donde subían los migrantes era la de Ixtepec, Oaxaca, sin embargo, con el inicio de la construcción del Tren Maya el propio presidente López Obrador anunció el cierre de esa ruta bajo la promesa de rehabilitarla y de construir “el ferrocarril del istmo, no solo para carga, sino también para pasajeros, desde Salina Cruz a Coatzacoalcos…” que por cierto aquel 24 de julio del 2020 prometió concluirla en un año con una inversión de 3 mil 500 millones de pesos y hasta la fecha, no hay nada terminado, mientras tanto, los migrantes siguen en su búsqueda de una mejor calidad de vida.

Comentarios vía twitter: @erinife

Correo electrónico: erinife23@gmail.com

Visitas: 447

Anteriores

Érika Nieto

Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación y Maestra en Administración, por la UPAEP. Fue reportera del Periódico AL de Puebla y del Noticiero Revista 105 en La Radiante 105. Fue corresponsal para medios de comunicación en Puebla, San Luis Potosí y Chiapas desde la ciudad de Nueva York en Estados Unidos, durante los ataques terroristas del 11 de Septiembre de 2001 a las Torres Gemelas.

También se especializó en el tema de Migrantes durante su paso por la Administración Pública promoviendo el enlace con las diferentes organizaciones de poblanos en el exterior y el Gobierno del Estado. Además es especialista en el área de Relaciones Públicas.