Poblanos en el 9/11, veinte años después

Aquella mañana del 11 de septiembre de 2001, Ana Sayas tenía poco más de un año de haber llegado a Nueva York, su esposo finalmente tuvo los recursos necesarios para pagar a un pollero y mandar por su familia a Puebla, después de más de 15 años de que migrara a Estados Unidos, así que para ese momento ya tenían una dinámica familiar en la que cada mañana ella se levantaba muy temprano para preparar el desayuno y tener listo el lunch para su esposo y su hijo mayor que trabajaban en el sector de la construcción.

Poco antes de las 8 de la mañana los despidió como todos los días con la confianza de tenerlos de regreso por la tarde. Minutos después, mientras se disponía a desayunar al lado del resto de sus hijos, las noticias hablaban de un incendio en una de las torres gemelas y de la posibilidad de que un avión fuera la causa.

Minutos después, un fuerte estruendo en el cielo la asustó tanto que se tiró junto con sus hijos al suelo, después se enteraría que un segundo avión se estrellaba en la segunda torre del World Trade Center, aquellos edificios que tenía la ilusión de conocer pronto y entonces, al escuchar en las noticias que Estados Unidos se encontraba bajo un ataque terrorista inicio su propia pesadilla, pues buscar a sus familiares se convirtió en su prioridad.

Todas las vías de comunicación fueron cerradas y el caos, el miedo y la incertidumbre llenaron el ambiente; fue muy complicado el regreso de sus familiares a casa, pero horas después fue posible.

A unos días de cumplirse el aniversario número 20 de ese ataque terrorista, Ana Sayas recuerda con temor la pesadilla de perder el contacto con sus familiares en un país que no era el suyo y con una amenaza de estar en guerra que nunca había vivido y que no le gustaría volver a vivir. Recuerda también que es una sobreviviente del covid19 cuando Nueva York también se convirtió en el epicentro de otro ataque apenas el año pasado, el de un virus mortal.

El miedo a que Estados Unidos reciba una nueva amenaza terrorista vive con ella todos los días desde que se enteró de las últimas noticias sobre los talibanes y Afganistán, sobre todo ahora que ya tiene nietos, que ya tiene establecida una vida en Nueva York y que su futuro está fincado en la posibilidad de una reforma migratoria como lo prometió el presidente Joe Biden.

Hace 20 años murieron 2 mil 983 personas por esos ataques, entre ellos se contabilizaron a 7 poblanos. Durante el cierre de la guerra que inicio el 11 de septiembre de 2001 en Afganistán murieron soldados hispanos, algunos de ellos de origen mexicano. Y es que desde hace algunas décadas los mexicanos, los poblanos, forman parte activa de Estados Unidos, ya sea en su crecimiento económico, en sus cambios culturales y, sobre todo, en las batallas que enfrenta ese país con el mundo.

Comentarios vía twitter: @erinife

Correo electrónico: erinife23@gmail.com

Visitas: 488

Anteriores

Érika Nieto

Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación y Maestra en Administración, por la UPAEP. Fue reportera del Periódico AL de Puebla y del Noticiero Revista 105 en La Radiante 105. Fue corresponsal para medios de comunicación en Puebla, San Luis Potosí y Chiapas desde la ciudad de Nueva York en Estados Unidos, durante los ataques terroristas del 11 de Septiembre de 2001 a las Torres Gemelas.

También se especializó en el tema de Migrantes durante su paso por la Administración Pública promoviendo el enlace con las diferentes organizaciones de poblanos en el exterior y el Gobierno del Estado. Además es especialista en el área de Relaciones Públicas.