Lugares de reunían de los políticos

Desde tiempos lejanos, sobre todo en México, Distrito Federal, hoy llamado CDMX, los sitios que frecuentan los políticos para comer o cenar eran muy comentados en los medios de difusión.

En el caso de Puebla Capital, para tener presencia mediática, lo más natural era tomar café, desayunar o comer en cualquier lugar de los Portales, donde merodeaban fotógrafos y reporteros. Antes de la pandemia, estaban de moda La Casa de los Muñecos, con sus dos direcciones y el hotel Casa Reyna. Los Sanborn’s, eran muy socorridos y muchos recuerdan el del Centro Histórico donde llegaba a tomar café el abogado Guillermo Pacheco Pulido.

En los últimos tiempos, antes del coronavirus, muchos lugares en la zona de Angelópolis eran los preferidos como El Desafuero y La Estancia y otros de tipo argentino. La Avenida Juárez, durante varios años fue frecuentada por los políticos, en especial el Vip’s.

En el interior del país, por ejemplo, en el centro de Querétaro está el Café La Mariposa. En el puerto de Veracruz se ubica el famoso Café de la Parroquia.

En el antiguo DF, destacaban el Ambassadeurs, el bar La Ópera y el Prendes. En tiempos de la Revolución, Pancho Villa entró a caballo a festejar en este último lugar y al calor de la celebración disparó al techo. Durante muchos años, el hoyo de dicha bala cerca del monumental espejo principal era una de las mayores atracciones del lugar.

A la Ópera acudía don Porfirio Díaz y su esposa Carmelita a tomar un aperitivo, al igual que el Secretario de Hacienda José Ives Limantour. Presidentes como Adolfo Ruiz Cortines y Plutarco Elías Calles convivían allí con gente de la farándula como María Conesa, María Félix, Dolores del Río y con intelectuales como José Vasconcelos, David Alfaro Siqueiros y Renato Leduc.

Otra leyenda cuenta que el General Aureliano Blanquet ---futuro Secretario de Guerra en el gobierno de Victoriano Huerta---   entró a la cantina llamada La Ópera después de ejecutar al presidente Francisco I. Madero y José María Pino Suárez en la Decena Trágica, ordenó un coñac y revisó las balas restantes de su arma.

Francisco Villa y Emiliano Zapata asistieron al Sanborn’s Madero. Los viejos periodistas de Excélsior, El Universal y Los Soles, asistían al Café Kikos, el Tupinamba y el Café Tacuba.

El restaurant Prendes, cuyo dueño fue don Amador Prendes, cerró definitivamente en 2003. Fue el comedero más entrañablemente vinculado a la historia del México postrevolucionario.

Del Prendes hay registros de cuando menos los años del porfiriato y ahí se iba a comer con frecuencia, luego de terminar sus tareas diarias en la Secretaría de Educación Pública, José Vasconcelos.

En las paredes del Prendes estaba planificada en fotos, la historia de la primera parte del siglo XX de México. La galería era interminable: Venustiano Carranza, con su secretario de Hacienda, Luis Cabrera; Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles, Presidente de México y secretario de Gobernación, respectivamente.

Pascual Ortiz Rubio en sus tiempos de Presidente, y Emilio Portes Gil; por ahí como le decía Maximino Ávila Camacho, la foto del Pelón Tenebroso, el Alazán Tostado, Gonzalo N. Santos.

Con frecuencia al Prendes llegaba los fines de semana el general Francisco Serrano.

María Félix acudió en más de una ocasión acompañada de Agustín Lara. El pintor Diego Rivera aparece en una foto junto a Frida, cuyas pobladas cejas no hacían desmerecer su extraña belleza.

Adolfo López Mateos resalta en una foto cuando, en compañía de su gabinete, comían y bebían en abundancia. Sobre el cenicero de plata, sus infaltables cigarrillos Elegantes o Delicados.

Y lo que falta por escribir, son cosas del pasado, son añoranzas con motivo de la pandemia. ¡Qué tiempos aquellos! ¿Muchos cerrarán o seguirán?

Ahora, hay que esperar en Puebla Capital el semáforo naranja para que, con inusitadas medidas de seguridad, con cubrebocas y caretas, ver qué desayunaderos y los comederos volverán a abrir sus puertas para medio llenarse de políticos.

leticia_montagner@hotmail.com

 

Visitas: 1,007

Anteriores

Leticia Montagner

Leticia Montagner es licenciada en Periodismo y tiene la maestría en Periodismo Político por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Doctorada en Derecho y Género. Fue catedrática de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla y de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Es pionera en Puebla de noticiarios y programas radiofónicos con perspectiva de género desde 1997. Conductora de programas de radio y televisión en Puebla. Actualmente es catedrática de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, escribe una columna política los miércoles en El Sol de Puebla y conduce la Revista ABC en ABC Radio 1280 de AM.