Irabién, Notario 8 de Puebla, impulsó Cancún hace 39 años

La Reunión Norte Sur detonó el lanzamiento nacional e internacional

En el Club Rotario Puebla Industrial, el Notario Público número 8 de Puebla, José Irabién Medina expuso ante los socios en su sede del Hotel Mesón del Ángel Hyatt, la experiencia que tuvo  como Presidente Municipal, en el trienio 1981-1983 del Municipio de Benito Juárez, mejor conocido como Cancún.

Irabién Medina, nacido en Chetumal y radicado en Puebla desde hace años, fue el orador invitado a la reunión semanal de los Rotarios que preside Mauricio Brindis. Seguramente por humildad, no reconoció que a él se debe el despegue y la creación de la infraestructura de Cancún, que a la fecha aún existe y fue en ese evento su lanzamiento nacional e internacional. Pero contó la siguiente historia:

-En el sexenio del Presidente poblano Gustavo Díaz Ordaz, instruyó en 1968, elaborar un Plan Nacional de Turismo, a través del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) para generar oportunidades de inversión para el sector privado, crear empleos, alcanzar la autodeterminación y la comercialización de la oferta turística nacional en el exterior.

-Las zonas iniciales a desarrollar fueron Cancún e Ixtapa Zihuatanejo, apoyadas por el siguiente presidente, Luis Echeverría Álvarez, a quien se considera el auténtico creador de Cancún.

-En un incipiente Cancún, con pocos hoteles e infraestructura, en 1981, el Presidente de la Republica, José López Portillo organizó la Reunión Norte-Sur, con la presencia de 22 Jefes de Estado. El nombre oficial fue Reunión Internacional sobre Cooperación y Desarrollo.

-En el tiempo de la Reunión Norte Sur existían 8 hoteles en 1981 con más de 2 mil cuartos. Cancún tenía 4 mil 500 habitantes.

-Al tomar posesión como alcalde, en abril de 1981, la infraestructura de la Reunión Norte Sur fue una de sus primeras tareas, con apoyo del Estado Mayor Presidencial y FONATUR.

-Se volcaron los recursos de la Federación. Se hicieron una infinidad de trabajos que ya estaban planeados para desarrollarse, pero a largo plazo.

-De ciudad mal comunicada se invirtió infraestructura de tal manera que se unió a las ciudades mejores comunicadas del país, ingresó la señal de televisión abierta y telefónica, con fax que ayudó mucho a los hoteleros.

-Se amplió el Bulevar Kukulcan, de dos a cuatro carriles y terminaba en el hotel Sheraton, sede l reunión Norte Sur porque tenía 22 suites iguales para cada presidente.

-Se ampliaron la pista y las instalaciones del aeropuerto de Cancún y llegaron aviones de todos tamaños, incluso el Jumbo Jet 747.

-Se construyó con recursos estatales y municipales la avenida López Portillo, en el tramo de Tulum a Uxmal; canalizó recursos públicos para crear instituciones educativas, parques, mercados, y promovió el desarrollo en la avenida Tulum, que era el corazón de la actividad turística.

-La Cumbre Norte-Sur generó beneficios directos como la promoción de Cancún a nivel Internacional, pues ahora junto con la Riviera Maya recibe al 35 % del turismo extranjero, es decir cerca de 25 millones de turistas extranjeros, cuando la Ciudad de México recibe 20 millones.

DETALLES DE LOS VISITANTES

-Cancún fue punto de reunión de 22 jefes de Estado que eran el contraste, por eso se le llamó Norte Sur, aquí estaban los países más poderosos y los más pobres del mundo, en aquella época Bangladesh era el más pobre y aquí estaba representado.

-Ferdinand Marcos, de Filipinas, llamó mucho la atención porque trajo dos aviones, no cabe duda que entre más pobres más ostentosos. También vino un hombre extraordinario de aquella época, Julius Nyerere, que era de los prohombres que todavía nos quedaban y que han ido desapareciendo. Vino un hombre interesante, muy culto el presidente de Francia, Francois Miterrand.

-Estaba el presidente de Nigeria, Alhaji Sheru Usman Aliyu Shagari, con un atuendo en la cabeza muy largo, como un cucurucho. A cada jefe de Estado que salía les regalaban un sarape de Saltillo y un sombrero de charro y se puso el sombrero hasta arriba del tocado.

-Vino una bellísima señora que irradiaba una mezcla de bondad y de energía que era Indira Ghandi, una mujer menudita, tan aparentemente frágil, pero con una muy fuerte personalidad.

-Llegó el heredero del trono de Arabia Saudita, Fahd Bin Abdul Aziz, acompañado de su Ministro de Relaciones Exteriores que era su hijo, recién egresado de la universidad en Inglaterra, muy bien vestido.

-La zona de depósito de escombros a un lado del aeropuerto, a sugerencia del arquitecto Julio Muñoz Lambarri, se cubrió de plantas que se llaman adelfas, que crecen rápidamente, dan un follaje extraordinario con flores rojas.

-Se hizo un monumento a la Cumbre Norte Sur que ya no existe y que fue hecho por la escultora Lorraine Pinto. Estuvo a punto de crear un conflicto internacional. En la parte superior se colocaron las 22 banderas de los países participantes. Las delegaciones lo visitaban se tomaban fotografías, excepto los chinos. Había colocado la bandera de China Nacionalista en lugar de China Comunista. Se corrigió de inmediato.

-El Plan Maestro de Cancún, provocó más conflictos y más dolores de cabeza pues se olvidaron que la mayor parte de los futuros habitantes de la ciudad serían obreros de la construcción y sus familias, los trabajadores de los hoteles.

-La Riviera Maya fue ejemplo de la planeación en el pasado, debido a que la normatividad no podía ser modificada ni alterada. Cancún tiene futuro, pero deben corregirse los abusos cometidos contra la naturaleza.

LA REUNIÓN NORTE SUR

Los 22 Jefes de Estado, durante la cumbre Norte-Sur, analizaron la problemática económica mundial, para establecer criterios que atenuaran la pobreza y fomentaran acciones que aquejaban en ese tiempo a los denominados países pobres, o emergentes, ante los desarrollados.

Entre los que asistieron a la cumbre fueron Ronald Reagan, Presidente de Estados Unidos; Pierre Elliott Trudeau, Primer Ministro de Canadá; el Príncipe Fahd, heredero del trono de Arabia Saudita; Zhao Ziyang, Primer Ministro de China; Ferdinand Marcos, Presidente de Filipinas; Julius Nyerere, Presidente de Tanzania; Margaret Thatcher, Primera Ministra del Reino Unido; François Mitterrand, Presidente de Francia; Indira Gandhi, Primera Ministra de India; Luis Herrera Campins, Presidente de Venezuela y Kurt Waldheim, Secretario General de las Naciones Unidas.

Los grandes ausentes fueron la Unión Soviética y Cuba, cuya exclusión se hizo a petición del gobierno de Estados Unidos.

Los países que llevaron la voz del Norte, fueron Estados Unidos, Canadá, Japón, Reino Unido, Francia, República Federal de Alemania, Suecia y Austria. La representación del Sur, mucho más heterogénea, se dividió en quienes representaban a las naciones en vías de desarrollo donde figuraban Arabia Saudita, Argelia, Brasil, China, India, México, Nigeria, Venezuela y Yugoslavia y las más pobres Guyana, Costa de Marfil, Bangladés, Filipinas y Tanzania.

Pepe Irabién, como le dicen sus amigos, estudió en Puebla, es abogado egresado de la BUAP, fue además en dos ocasiones Secretario General de Gobierno del Estado de Quintana Roo, así como Secretario de Turismo estatal.

Nacido en Chetumal hace 76 años y formado en Puebla, donde cursó toda su formación escolar, Irabién Medina regresó a Quintana Roo en 1975, cuando el primer Gobernador Constitucional, Jesús Martínez Ross, buscó a jóvenes profesionistas quintanarroenses para invitarlos a integrarse a la naciente estructura de gobierno y sentar las bases del Estado. Regresó a Puebla y desde 2007 es el Notario Público Número 8.

En fin, como escribió Gustavo Adolfo Bécquer (España, 1836-1870) en su poema Rima LII:

Olas gigantes que os rompéis bramando

en las playas desiertas y remotas,

envuelto entre la sábana de espumas,

¡llevadme con vosotras!

 

raultorress@hotmail.com

Visitas: 367

Anteriores

Raúl Torres Salmerón

Abogado egresado de la UNAM. Fue reportero de El Heraldo de México, director de La Voz de Puebla, subdirector y director de El Sol de Puebla, director de Comunicación Social de los alcaldes Jorge Murad, Guillermo Pacheco y del gobernador Manuel Bartlett, director de El Heraldo de Puebla y director de El Popular, diario imparcial de Puebla.