El sueño americano no existe

Para Felipe Hernández, migrante originario del estado de Guerrero, “el sueño americano no existe”, es una completa falsedad que los migrantes vayan a Estados Unidos a “barrer el dinero” y a ganarlo fácilmente. “El sueño americano no existe” porque no hay igualdad de condiciones en ese país, los migrantes trabajan mínimo 18 horas diarias para enviar dinero a sus familias y no es reconocido su esfuerzo ni aquí, ni allá, mucho menos la soledad que enfrentan todos los días.

Se encuentra en cartelera cinematográfica una película realizada por talento mexicano en el área del Bronx en Nueva York llamada “Ya me voy, el sueño americano no existe” y que aborda la vida de un migrante mexicano cuyo sueño más preciado es regresar a casa con su familia después de 16 años de trabajar arduamente en la Unión Americana.

Felipe estuvo en Puebla durante la presentación de esta película en la Cinemateca “Luis Buñuel” al lado de los creadores de este film Lindsey Cordero, Armando Croda y Josh Alexander, ahí compartió con los asistentes su sentir como migrante.

Sin caer en los “spoilers” la vida de Felipe transcurre de chamba en chamba en torno a su oficio principal, reciclar envases a lo largo de las calles, muchas veces congeladas, de Nueva York. Sin embargo, Felipe siempre tiene en mente regresar a su pueblo, a su familia, al cobijo de sus padres que todavía se encuentran vivos. Por eso es que gasta sólo lo indispensable y el resto de sus ganancias las envía a su esposa en México.

Los pocos momentos de descanso los vive pensando en su pueblo o llamando por teléfono a su familia, suspirando soledad, abandono y muchas veces hasta frialdad en cada conversación telefónica.

En su entorno viven otros migrantes que también sueñan con regresar a casa, con reunir el dinero suficiente para dejar de depender de Estados Unidos y por fin tomar ese vuelo de regreso a la familia, a los hijos, a los sabores, a los aromas, a las costumbres mexicanas.

Al fin que la inseguridad que prevalece en México y comunidades de estados como Guerrero, ya la conocen, ya saben que los gobiernos no están haciendo su trabajo y por eso está desbordado el crimen, pero eso no les impide soñar con regresar un día a sus orígenes, aunque les cueste tiempo y trabajo acostumbrarse a vivir otra vez en psicosis por la inseguridad.

La exigencia de Felipe es que los gobernantes traigan inversiones para que los mexicanos no tengan la necesidad de salir de casa, de abandonar a sus familias, de ir a trabajar en cualquier cosa en Estados Unidos, de sufrir discriminación.

El próximo 15 de marzo será proyectada nuevamente en la Cinemateca “Luis Buñuel” de Casa de Cultura en esta capital poblana para quien quiera conocer a través de Felipe Hernández el sentir y el sufrir de miles de paisanos migrantes que radican en la Unión Americana y que trabajan día con día con el único sueño de regresar a casa, al calor y amor de su familia, aunque éste ya no exista.

Comentarios vía twitter: @erinife

Correo electrónico: erinife23@gmail.com

Visitas: 471

Anteriores

Érika Nieto

Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación y Maestra en Administración, por la UPAEP. Fue reportera del Periódico AL de Puebla y del Noticiero Revista 105 en La Radiante 105. Fue corresponsal para medios de comunicación en Puebla, San Luis Potosí y Chiapas desde la ciudad de Nueva York en Estados Unidos, durante los ataques terroristas del 11 de Septiembre de 2001 a las Torres Gemelas.

También se especializó en el tema de Migrantes durante su paso por la Administración Pública promoviendo el enlace con las diferentes organizaciones de poblanos en el exterior y el Gobierno del Estado. Además es especialista en el área de Relaciones Públicas.