Lleno de contradicciones el plan de AMLO para migrantes

Es obligado el análisis de las propuestas que el Gobierno Federal hace para resolver problemas sociales tan arraigados y tan añejos como el de la migración de mexicanos, principalmente hacía Estados Unidos, a través de su mención en el Plan Nacional de Desarrollo presentado hace unos días.

Y es que, parecen promesas de campaña que contradicen totalmente el actuar que ha tenido este gobierno desde su primer día al frente de México, sobre todo porque sus planes se contraponen a los tremendos recortes presupuestales y cierres de programas aprobados para el ejercicio de este primer año de administración.

Inicialmente se propone que “Nuestros consulados en Estados Unidos funcionarán como defensorías del migrante y lograremos que nadie más tenga que dejar su lugar de origen para ganarse la vida o buscar refugio en otros países”. Lo anterior no es nada nuevo, ya está contemplado como parte de la misión de los Consulados de México en Estados Unidos: “garantizar el respeto a los Derechos Humanos y las Garantías Individuales de los mexicanos”. Respecto a que ningún otro mexicano abandone su país depende de que aumente el empleo y la economía mexicana avance, no del trabajo de los consulados.

En los textos encontrados en las páginas 12, 30, 31 y 32 del Plan Nacional de Desarrollo, dice también: “Aspiramos a ofrecer a todos los ciudadanos las condiciones adecuadas para que puedan vivir con dignidad y seguridad en la tierra en la que nacieron”. Y promete que lo hará a través de tres proyectos básicos, mismos que hasta la fecha no están jurídicamente y mucho menos ecológicamente sustentados para su realización, como el Tren Maya, en la península de Yucatán, el Corredor Transístmico en Oaxaca, Chiapas y Guerrero, principalmente, así como la Zona Libre de la Frontera Norte que, promete, producirán empleos suficientes para acabar con la migración.

Además, se asegura que con el éxito de los Programas Sociales Sectoriales mejorarán las condiciones de vida en las comunidades expulsoras de mano de obra. Sin embargo, las cifras son contundentes y evidencian que la inyección de dinero a través de estos programas no promueven los resultados esperados, por el contrario, podrían acarrear severos problemas sociales y hasta económicos a largo plazo.

Finalmente, otra de las líneas centrales de dicho Plan se refiere a los migrantes centroamericanos y de otros países que llegan a México para cruzar hacía los Estados Unidos. Y aunque promete que:

“A los extranjeros que llegan a nuestro territorio brindaremos respeto a sus derechos, hospitalidad y la posibilidad de que construyan aquí una nueva vida”, la realidad que están viviendo actualmente los migrantes que ingresan por la frontera con Guatemala es la opuesta, pues los actos de deportación aumentaron y cientos de migrantes se han visto obligados a huir por la fuerza de los albergues tanto en el sur como en el norte para continuar su camino y lograr su solicitud de refugio ante la autoridad norteamericana.

Querido lector, en la siguiente liga pueden consultar el Plan Nacional de Desarrollo que regirá los próximos seis años a la actual administración federal y generar su propia opinión: www.planeandojuntos.gob.mx

Comentarios vía twitter: @erinife

Corre electrónico: erinife23@gmail.com

Visitas: 406

Anteriores

Érika Nieto

Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación y Maestra en Administración, por la UPAEP. Fue reportera del Periódico AL de Puebla y del Noticiero Revista 105 en La Radiante 105. Fue corresponsal para medios de comunicación en Puebla, San Luis Potosí y Chiapas desde la ciudad de Nueva York en Estados Unidos, durante los ataques terroristas del 11 de Septiembre de 2001 a las Torres Gemelas.

También se especializó en el tema de Migrantes durante su paso por la Administración Pública promoviendo el enlace con las diferentes organizaciones de poblanos en el exterior y el Gobierno del Estado. Además es especialista en el área de Relaciones Públicas.