Miedo, inexperiencia o ignorancia

Pues con la novedad de que la última arremetida en el discurso del Presidente de Estados Unidos en contra de México fue comparar a nuestro país con Afganistán por el aumento considerable en la cantidad de muertos entre 2017 y 2018. Obviamente culpó a esta crisis humanitaria de ser la causante de otra crisis, la que se vive en su frontera sur con la llegada de tanto migrante indocumentado.

Donald Trump dijo en sus acostumbrados tuits mañaneros que la cantidad de muertos en México es mucho peor que en Afganistán y que todos son causados por las drogas y que por ello es necesaria y urgente la construcción del muro.

Sin embargo, ya sabemos que esa clase de discurso es muy de él y que México seguirá siendo el foco principal de sus discursos para conseguir la aprobación de los recursos necesarios para cumplir sus promesas de campaña a sus mejores votantes, el pueblo anglosajón, es decir, todos aquellos ciudadanos que no quieren más migrantes en su territorio.

Lo que sí pensamos que cambiaría, o por lo menos quienes votaron por este nuevo gobierno federal en México, es la defensa de la soberanía de nuestro país ante Estados Unidos, pero las cosas van de mal en peor.

El mandatario norteamericano sigue llamando delincuentes a los mexicanos, los operativos en las garitas fronterizas pretextando la llegada de más caravanas son cada vez más violentas, gases lacrimógenos, granadas que ensordecen, el retorno a territorio mexicano de cientos de migrantes centroamericanos bajo la promesa de una futura revisión de su estatus y la constante disminución de los beneficios que miles de migrantes indocumentados tenían en ese país.

Lo peor de todo no es eso, sino la nula defensa por parte del gobierno mexicano. Muchos se quejaban de la supuesta debilidad que demostraba el gobierno de Enrique Peña Nieto ante los golpes constantes de Estados Unidos, sin embargo, se notaba un discurso constante de que México no negociaría con miedo ni bajo amenazas o acusaciones sin fundamento.

El problema con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador es que desde que empezó, se pasa evadiendo la responsabilidad de defender a nuestro país y a los ciudadanos mexicanos que viven en la Unión Americana. Decir “Yo respeto” a las declaraciones del mandatario norteamericano o que él no viene a pelear con nadie no servirá de mucho. Sobre todo, porque no se trata de pelear sino de hacer valer el lugar de México como un país soberano y de gran valor como uno de los principales socios comerciales con Estados Unidos.

El Secretario de Relaciones Exteriores tampoco ha demostrado mucha capacidad en estos primeros meses de gobierno. Desde la llegada de Donald Trump a la Presidencia de los Estados Unidos ya se sabía que no sería nada fácil lidiar con su gobierno y sus arranques, así que no es nada nuevo para este gobierno.

Así que, es miedo a la autoridad norteamericana, a la fuerte y explosiva personalidad del Presidente Donald Trump; es inexperiencia en los asuntos diplomáticos, es decir, otro funcionario que llega a aprender, o es plena ignorancia del ejercicio político, ¿usted qué piensa?

Comentarios vía twitter: @erinife

Correo electrónico: erinife23@gmail.com

Visitas: 417

Anteriores

Érika Nieto

Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación y Maestra en Administración, por la UPAEP. Fue reportera del Periódico AL de Puebla y del Noticiero Revista 105 en La Radiante 105. Fue corresponsal para medios de comunicación en Puebla, San Luis Potosí y Chiapas desde la ciudad de Nueva York en Estados Unidos, durante los ataques terroristas del 11 de Septiembre de 2001 a las Torres Gemelas.

También se especializó en el tema de Migrantes durante su paso por la Administración Pública promoviendo el enlace con las diferentes organizaciones de poblanos en el exterior y el Gobierno del Estado. Además es especialista en el área de Relaciones Públicas.