Un logro más para estudiantes indocumentados

.
Un éxito más para la lucha migrante fue la que otorgó la Corte Suprema de los Estados Unidos la semana pasada, cuando aprobó la solicitud de algunos de los miles de estudiantes adheridos al programa de Acción Diferida para que obtengan licencias y títulos profesionales que les permita ejercer en territorio norteamericano, mientras logran su residencia permanente.
 
Y es que el final de la administración federal del Demócrata Barack Obama y la polarización de las campañas políticas alimentaron la incertidumbre en la que viven diariamente miles de jóvenes estudiantes mexicanos y centroamericanos que sin documentos se mantienen estudiando alguna carrera profesional en el vecino país del norte, con el riesgo permanente de ser deportados o de no ser reconocidos sus estudios.
 
La lucha de decenas de organizaciones pro-migrantes, principalmente defensoras de los derechos de niños y jóvenes estudiantes no se ha detenido buscando que el Gobierno de Obama frene su agresiva estrategia de deportaciones, argumentando que las familias son separadas y que los más afectados son los menores ya que el tiempo que le dedicaron a sus estudios en Norteamérica se anulan cuando las redadas los regresan a su comunidad de origen.
 
Ya hemos tratado en este espacio la difícil tarea de adaptación que enfrentan los pequeños cuando regresan a México y, además de los trámites del papeleo necesario para su reincorporación a la escuela se topan con problemas de idioma y con la gran diferencia en la infraestructura educativa, independientemente del nivel del que se trate. 
 
El esfuerzo de los miles de estudiantes indocumentados para sacar adelante su carrera profesional es importante ya que de eso depende que ellos mismos y su familia se abran nuevos caminos en la búsqueda del sueño americano. Incluso ya hay varios casos en los que se destaca de tal forma el desempeño escolar del alumno que le es otorgado el título y después el documento de residencia. 
 
Educadores indocumentados con licencia
 
El beneficio adicional que reciben quienes estudian en la Unión Americana por obtener una licencia como educador, aún sin contar con los documentos legales de residencia, es que serán ubicados en escuelas que reciben niños y jóvenes indocumentados que están por aprender el idioma inglés y por adaptarse a la nueva cultura norteamericana.
 
Así que, mientras se determina el futuro de esos millones de jóvenes y niños indocumentados que se encuentran estudiando en Estados Unidos, el gobierno de ese país cuenta con el apoyo de los mismos paisanos para orientar a los suyos recién llegados. 
 
Comentarios vía twitter: @erinife
 
Correo electrónico: erinife23@gmail.com
Visitas: 977

Anteriores

Érika Nieto

Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación y Maestra en Administración, por la UPAEP. Fue reportera del Periódico AL de Puebla y del Noticiero Revista 105 en La Radiante 105. Fue corresponsal para medios de comunicación en Puebla, San Luis Potosí y Chiapas desde la ciudad de Nueva York en Estados Unidos, durante los ataques terroristas del 11 de Septiembre de 2001 a las Torres Gemelas.

También se especializó en el tema de Migrantes durante su paso por la Administración Pública promoviendo el enlace con las diferentes organizaciones de poblanos en el exterior y el Gobierno del Estado. Además es especialista en el área de Relaciones Públicas.