• Puebla

CJNG pone en jaque a empresarios poblanos con el cobro de piso

  • Redacción
Les cobran mensualmente de 300 mil pesos a medio millón para dejarlos trabajar; la FGE dice que no tiene denuncias

Puebla, Pue.- “Si no pagas, vamos a venir a dejar un mensaje o se lo damos a tus clientes, tú decides”, advierten los representantes del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) a empresarios poblanos, quienes desde el año pasado empezaron a pagar cuotas para que los dejen trabajar.

Los restauranteros y propietarios de antros ubicados en la capital y San Andrés Cholula, en zonas como la avenida Juárez, Huexotitla y Angelópolis, pagan de 300 mil pesos a medio millón de pesos por el denominado “cobro de piso”.

Así lo reveló un empresario, quien indicó que buscan acercamientos con las autoridades estatales para que los apoyen, debido a que exigen denuncias pero los afectados temen por su vida y la de sus familias.

En entrevista, el representante de la iniciativa privada explicó el modus operandi. “Si no cooperas te advierten que uno de tus clientes puede pagar las consecuencias y el desprestigio del negocio hará de todos modo que disminuyan las ganancias. De lo contrario, otro de sus clientes que se niegue a cooperar, lo ingresan a tu negocio y ahí lo ejecutan. La lección es doble, ellos nunca pierden”.

Así lo narró un empresario, preocupado por la inseguridad creciente que observa en todo el estado, donde los asaltos, asesinatos, extorsiones, levantones y secuestros ahora son la constante, de acuerdo con la plataforma Semáforo Delictivo.

El pasado 13 de octubre, a través de redes sociales se informó que comensales del restaurante, Sushi Seven, ubicado en Plaza Sonata, habían sido asaltados. Lo mismo que días atrás en el Restaurante Sonora Grill Prime, ubicado en la Av. Juárez.

En el caso de Sonata, los delincuentes iban armados y amedrentaron a los que se encontraban comiendo en el lugar, así como a los empleados. Todos fueron despojados de sus pertenencias.

Mientras que el Restaurante Sonora Grill Prime rechazó que sus comensales y empleados hayan sido atacados.

Los empresarios, agregó el entrevistado, piden a las autoridades respaldo para evitar que peligre su integridad, la de sus familias y su patrimonio.

La Secretaría de Seguridad Pública de Puebla se deslindó del tema al indicar que las amenazas competen a la Fiscalía General del Estado y la operación del Cartel Jalisco Nueva Generación es un asunto de carácter federal por el tipo de delitos que cometen este tipo de grupos delincuenciales.

La Fiscalía General del Estado a través del área de Comunicación Social especificó que hasta el momento, ningún empresario ha denunciado amenazas, extorsión o algún otro delito relacionado con el cobro de piso que el empresario atribuyó de manera directa al CJNG.

CJNG en Puebla

Nemesio Oseguera Cervantes, "El Mencho" empezó por tomar control de entidades como Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Baja California, Guanajuato, Jalisco y Veracruz, según el análisis publicado por el centro de estudios InSight Crime. Ahora su organización opera en Puebla y el gobernador José Antonio Gali Fayad lo admitió en marzo de este año.

Incluso el mes pasado, el gobierno de Estados Unidos aumentó de 6.5 a 10 millones de dólares la recompensa a quien de información para conocer el paradero de “El Mencho”, indicó el procurador general de Justicia estadunidense, Jeff Sessions.

Hasta diciembre de 2016, el entonces gobernador Rafael Moreno Valle indicó que la entidad era una de las más seguras del país, porque pese a tener colindancias con estados como México, Guerrero y Veracruz que enfrentan fuertes problemas de inseguridad, en Puebla se vivía seguro.

Meses después, su sucesor José Antonio Gali Fayad, actual mandatario de Puebla, admitió la presencia del Cartel Jalisco Nueva Generación en la entidad poblana, donde hasta ese momento se sabía era territorio zeta, cuyos líderes como Roberto de los Santos de Jesús, alias “El Bukanas”, encontraron en el robo de combustible otro negocio redituable.

Desde noviembre del año pasado fueron colocadas mantas en un puente del Periférico Ecológico de la capital poblana, por medio de las cuales el CJNG amenazó presuntamente a funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública del estado y a líderes de Los Zetas.

A través de dos mantas el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) amenazó a zetas recluidos en el cereso de San Miguel, quienes presuntamente mantienen el control del centro penitenciario, ligados a “El Bukanas”, cuya captura el gobierno de Veracruz valuó en un millón de pesos y luego creció la apuesta a 5 millones de pesos.

El mismo día colocaron mantas en un segundo punto, la carretera federal a Tehuacán.

Además de hostigar a zetas recluidos en el penal ubicado en la capital del estado, también tenían consignas contra funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública y de la dirección de los Centros de Rehabilitación Social.

La amenaza fue directa hacia José Eduardo González Barrera, alias “El Lalo”, quien controlaba la plaza para Los Zetas hasta el 2016, cuando fue privado de su libertad e ingresado al penal de San Miguel. Su lugar de líder, lo cedió a "El Bukanas”.

Sin embargo, en el penal el grupo denominado Sangre Nueva Zeta, liderado por  "El Lalo" es quien presuntamente controla la venta de drogas y alcohol en San Miguel. El negocio ilegal han estimado deja ganancias hasta por 4 millones de pesos mensuales, al menos, ya que la población de reos en San Miguel rebasa los 3 mil internos.

Tras la aparición de las mantas, “El Lalo” fue trasladado al penal de máxima seguridad de Tepexi de Rodríguez.

La aparición de narcomantas se presentó a días de la ejecución de líderes del robo de hidrocarburo como El Kalimba”, “El Irving” y “El Cuino”, lo que fue tomado como una limpia de la plaza por parte del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que se adueñó de los territorios dominados por los huachicoleros ejecutados.

De las mantas a la calle

Al margen de que han vuelto a aparecer mantas, ahora los poblanos se enfrentan a la violencia todos los días y en diferentes regiones.

Primero en la zona huachicolera de San Martín Texmelucan, después en la capital, Ciudad Serdán, Yehualtepec y ahora en Los Reyes de Juárez, los cuerpos descuartizados con letreros que adjudican al CJNG ya son una constante.

Lo mismo que las balaceras en la vía pública, los asaltos, las extorsiones y los secuestros, delitos que también preocupan a los empresarios, quienes temen por su integridad y por la de sus familias, como el resto de la población.

Gali admite que CJNG disputa la plaza

El gobernador de Puebla, José Antonio Gali Fayad, en marzo de este año, por primera vez reconoció la presencia del Cartel Jalisco Nueva Generación en la entidad, luego de que Omar Jhonathan, alias “El Negro”, presuntamente ligado al empresario gasolinero Othón Muñoz alias “El Cachetes” desatara la noche del lunes una balacera en El Clavijero, donde murió el comandante de la Policía Estatal, Filiberto Rugerio.

"Aparentemente de acuerdo a las mantas que salieron y a algunos apodos que se han venido mencionando pareciera que es el mismo operativo del robo de combustible de esta delincuencia de Jalisco Nueva Generación”.

"Por lo que se comentó, pelea con otro grupo aparentemente también que se vio al principio del robo de combustible y que hoy, bueno, se están haciendo algunos ajustes entre ellos", manifestó en ese momento en entrevista con medios de comunicación, al mencionar que buscan desestabilizar al estado. Ofreció que pronto las autoridades entregarían resultados.

La delincuencia en números

A poco más de medio año de que Gali Fayad indicara que actuarían, en su última entrega, la plataforma Semáforo Delictivo dio a conocer que la entidad poblana de enero a septiembre superó la media nacional en delitos como secuestro, robo de vehículos, asaltos a negocios y violaciones sexuales. Y, casi alcanza la media en homicidios.

La estadística indica que este año cerrará como el peor año para Puebla en materia de seguridad. De continuar la tendencia, más de 28 mil homicidios se habrán cometido en territorio poblano.

“El 80 % de estos homicidios son ejecuciones por el control territorial del mercado de drogas. La única manera de resolver esta tragedia es regulando las drogas para quitarles el negocio a las mafias”, expuso Santiago Roel, director del Semáforo Delictivo.

En secuestro, el Sistema Nacional de Seguridad Pública reportó en octubre, 37 de enero a septiembre, lo que implica que ya se rebasaron los 35 casos que se presentaron durante el año pasado.

Lo anterior, pese a que este año la Fiscalía Investigadora de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (Fisdai) desarticuló dos bandas de secuestradores que operaban en Acatzingo por el director de Seguridad Pública y en Ciudad Serdán, por el ex titular de seguridad. En ambos casos, policías y ex policías municipales de las regiones estaban involucrados.

¿Quién nos puede proteger?

Al conocer el grado de involucramiento de las autoridades, los empresarios temen que al denunciar sean víctimas de represalias o algún otro tipo de abuso, indicó en entrevista el representante de la iniciativa privada.

Explicó que además de la seguridad les preocupa lo poco rentable de invertir en Puebla, ante el exagerado cobro que solicita el CJNG.

Los restaurantes, los dueños de antros y de algunos otros negocios que están bien ubicados deben pagar en algunos casos rentas altas por zonas con alta plusvalía, cubrir nóminas y de un año para acá, atender la exigencia del mencionado Cartel.

“Cuando uno se acerca a la Fiscalía sugieren que en la mayoría de los casos son amenazas, pero ¿y si no lo son? Nadie se quiere arriesgar a que maten a un cliente o a otro maleante en nuestros negocios, porque de todos modos saldremos afectados. Por eso algunos mejor han accedido a pagar el piso que en algunos casos va de 300 a 500 mil pesos”.

La Fiscalía General del Estado expuso que en caso de ser intimidado, un empresario y los ciudadanos en general, pueden solicitar orientación o denunciar a los números de la Fisdai, 244 68 54 ó 55.

Adicional a la extorción, dijo el empresario, tienen que lidiar con aspectos como la comercialización de combustible robado, lo que representa una competencia desleal y el robo, porque en Puebla, hasta los camiones de cerveza están siendo atacados y ahora han tenido que modificar sus rutas de reparto y su logística.

Pese a los riesgos que enfrentan los empresarios, Puebla es apta para la inversión, ha defendido Gali Fayad, al argumentar que actualmente tiene una de las 10 economías más importantes del país y ocupa el segundo lugar nacional en crecimiento con el 6.2 por ciento en promedio, por encima de la media nacional -dos por ciento-.

Con información de LSR

clh

Visitas: 37,575

municipios_interiores: 

Encuesta

¿Usted ha recibido apoyos del gobierno del estado en el último mes?