• Acatlán de Osorio

Cesar y Francisco, prófugos del linchamiento de Acatlán

  • Redacción
Uno fue el líder que incitó a quemar vivos a dos campesinos inocentes y el otro trasmitió en vivo

Acatlán de Osorio, Pue.- Este sábado personal de la Fiscalía General del Estado se presentó en el municipio para llevar a cabo cateos con la finalidad de cumplir órdenes de aprehensión contra al menos cuatro sujetos que promovieron el asesinato de dos campesinos acusados sin pruebas de secuestrar a tres niños el miércoles pasado.

Sin embargo, sólo lograron la detención de Petronilo y Manuel, éste último, incluso murió después de ser detenido, debido a que estaba en etapa terminal de cirrosis hepática.

Los cateos fueron apoyados por personal de la Secretaría de Seguridad Pública y de su titular, Jesús Morales Rodríguez. Empero, trascendió que pese a las revisiones no lograron capturar a Francisco y César, el primero es buscado por haber trasmitido en vivo el linchamiento y el segundo por ser prácticamente el líder de la turba.

 El fiscal Víctor Carrancá Bourget dio a conocer que en total han identificado a 29 personas involucradas en el asesinato de Alberto Flores Morales y su sobrino Ricardo Flores Rodríguez.

En tanto, el gobernador de Puebla, José Antonio Gali Fayad advirtió que habrá un castigo ejemplar para los responsables de la barbarie en Acatlán y afirmó que las pesquisas de la Fiscalía continuarán.

Quiénes son los detenidos

Manuel Murillo Guzmán de unos 59 años fue detenido esta mañana y murió horas más tarde, producto de una fuerte cirrosis que ya padecía.

La Fiscalía lo localizó en una vecindad muy cerca del centro de Acatlán.

Según vecinos refieren que todos los días tomaba.

Petronilo N, alias "El Paisa" fue localizado en el barrio de San José y trasladado a la Fiscalía de Izúcar de Matamoros donde rinde su declaración.

El hombre fue privado de su libertad porque lo responsabilizan de haber convocado a la población a linchar a los dos campesinos, debido a que se dedica a la publicidad y tiene perifoneo.

Postura de Gali Fayad

El gobernador de Puebla, José Antonio Gali Fayad calificó el linchamiento de Alberto Flores Morales y su sobrino Ricardo Flores Rodríguez como un acto inhumano y de violencia innecesaria que merece un castigo ejemplar contra los responsables para evitar que se repita en otra parte de la entidad poblana.

Tras colocar el bando de las fiestas patrias en la sede de los tres Poderes, el mandatario también precisó que entre los investigados por la Fiscalía General del Estado están policías municipales, debido a que no activaron el protocolo que deben seguir los ayuntamientos para rescatar personas que están en peligro.

Sin embargo, descartó que la barbarie que hubo el pasado miércoles en el zócalo de Acatlán de Osorio, donde Alberto y Ricardo fueron quemado vivos, obligue la entrada del estado como sucedido en otros municipios donde por mandato o a petición de las autoridades municipales Seguridad Pública tiene el mando como en San Martín Texmelucan, Acatzingo, Ciudad Serdán y Tehuacán.

En Puebla entre 2017 y 2018 al menos 30 personas han sido linchadas en diferentes poblaciones de la entidad.

Interrogado sobre los hechos de Acatlán manifestó: "Nada va a quedar impune, es un acto artero, es un acto inhumano, es un acto de violencia innecesaria, en donde tenemos que poner un ejemplo fuerte para que no se vuelva a repetir. No habrá impunidad, hay videos afortunadamente, me decían por la mañana que había ya algunos detenidos y seguirán obviamente las pesquisas por parte de la Fiscalía y también se seguirán llevando al cabo las detenciones".

Sobre la actuación de los policías municipales agregó: "No siguieron el protocolo de seguridad que es tan importante, ¿por qué permitieron que entrara una horda de salvajes a sacar desgraciadamente a estas dos personas fueran o no fueran culpables y cometer este delito?, porque es un delito atroz el que se cometió.".

Confirmó que por la mañana la Fiscalía General del Estado y el secretario de Seguridad Pública, Jesús Morales Rodríguez lograron la detención de dos sujetos y advirtió que las pesquisas de la FGE continuarán.

Fiscalía va por otros 27

Por los hechos del pasado 29 de agosto en Acatlán de Osorio, donde quemaron vivos a dos campesinos de la Mixteca, existen órdenes de aprehensión y 29 ciudadanos identificados que están vinculados al asesinato de Alberto Flores Morales y su sobrino Ricardo Flores Rodríguez, informó el fiscal general Víctor Carrancá Bourguet.

“Es un número importante de órdenes de aprehensión, estamos buscando a estas personas y de los que nos faltan, tenemos identificadas al menos a 29 personas con participación”, informó a El Sol de Puebla.

La familia exige justicia

Con voz desgarradora que evidencia el dolor de la madre de Ricardo, exigió justicia a las autoridades y manifestó que no ha recibido ningún apoyo por parte de las autoridades de ninguno de los niveles.

La madre del estudiante de Derecho en Jalapa que había regresado a trabajar el campo, responsabilizó a las autoridades municipales de no garantizar la seguridad de sus familiares.

La familia requiere apoyo psicológico porque el hermano de una de las víctimas y la abuela de Ricardo clamaron a la turba no asesinara a las víctimas y nunca les hicieron caso.

Tras la presentación del director de Seguridad Pública Municipal y de policías municipales, la Fiscalía General del Estado llevó a cabo las primeras detenciones.

Fotografía archivoe

clh

Visitas: 3,738

Tags: 

municipios_interiores: 

Encuesta

¿Usted ha recibido apoyos del gobierno del estado en el último mes?