• Acatlán de Osorio

Linchamiento en Acatlán fue espectáculo para las redes sociales

  • Lidchy Cano
Decenas de personas grabaron o transmitieron el ajusticiamiento de dos campesinos que fueron acusados de ser "robachicos".

Desde internet, Charo Rodríguez observó en directo cómo mataban a su hijo. Detrás de la pantalla suplicó que no lo lincharan, pero nadie la escuchó, o mejor dicho, leyó.

Ricardo Flores Rodríguez, su hijo, uno de los dos linchados este miércoles en Acatlán, pereció cuando una turba le prendió fuego junto con su tío luego de ser acusados de “robachicos”.

“No sean ingratos, él es mi hijo, no le hagan daño por favor, él no es ningún secuestrador, él es de Tianguistengo junto con su tío…”, fueron las palabras que Charo alcanzó a escribir en Facebook.

Mientras, en Acatlán, decenas de personas grababan o transmitían el ajusticiamiento de los campesinos con la ayuda de sus teléfonos celulares, sin importar sus gritos de dolor.

Llegaron los cuerpos

Los restos de Ricardo Flores Rodríguez (21 años) y de Alberto Flores Morales (53 años), sobrino y tío, llegaron la mañana de este jueves a Tianguistengo, comunidad donde vivían y en la que son velados.

Petra Elia, abuelita de Ricardo y madre de Alberto, recuerda a su nieto como un estudiante que radicaba en Xalapa y que estaba de visita.

Quizás fue una trampa y por eso terminaron con su vida, o quizás solo los confundieron al bajar y tomarse unas cervezas, especula la mujer quien de cualquier manera exige que se le haga justicia a sus familiares.

No pudo rescatarlos

José Guadalupe, hermano de Ricardo, llegó a la comandancia de Acatlán cuando sus familiares aún tenían vida pero ya los minutos contados.

Narra que la gente los picaba con palos por lo que pidió hablar con el presidente municipal (Guillermo Martínez Rodríguez) o con el comandante para exigirles que hicieran algo, pero nadie pudo decirle dónde estaban.

Alguien le pidió que se fuera porque de lo contrario iba a terminar igual que Ricardo y Alberto. Después ocurrió lo que todos vieron en internet.

Alberto y Ricardo iban de compras

Alberto era tío de Ricardo. Ambos llegaron a San Vicente Boquerón para comprar material para construir una barda. La obra ayudaría a evitar deslaves en una propiedad de la familia durante la temporada de lluvias.

Los dos arribaron al pueblo en una camioneta en la que llevaban cadenas y una cuerda, porque también estaban por limpiar un pozo. No imaginaron que sus herramientas de trabajo serían usadas contra ellos.

Su camioneta quemándose y la forma en que murieron, quedaron en varios videos que usuarios de redes sociales grabaron e hicieron circular. Ahora, con la ayuda de internet, esas mismas redes quieren dar con los responsables de incitar al linchamiento.

Captura de pantalla de Facebook.

Fotos: Lidchy Cano.

Fotogramas sacados de internet.

GJ

Visitas: 4,900

Tags: 

municipios_interiores: 

Encuesta

¿Usted ha recibido apoyos del gobierno del estado en el último mes?