• Cuautlancingo

Cañones antigranizo sí afectan cultivos, asegura especialista

  • Dalia Patiño
Productores de tierras cercanas a Volkswagen en Puebla, acusaron a la empresa de utilizar la tecnología y ahuyentar las lluvias.

Los cañones antigranizo que utilizó la empresa armadora Volkswagen sí causan afectaciones a los productores de zonas aledañas donde son activados, advirtió José Juan Zamorano Mendoza, investigador de la Facultad de Ingeniería en Agronomía de la UPAEP.

El académico explicó que estos cañones producen una explosión que genera una onda de presión que destruye el granizo, pero solo cuando se está formando, o bien reducen su tamaño para evitar que afecten los cultivos. Sin embargo, si es empleado con desconocimiento y basado en evaluaciones visuales, puede en vez de destruir el granizo, dispersar la nube y evitar que la lluvia que estaba por caer se reduzca en volumen.

El especialista subrayó que la atmósfera no se puede controlar, porque no es estática, por eso si se usan estos cañones sin el adecuado pronóstico y control en una zona que no es lo suficientemente amplia, el resultado es que pueden dispersar la lluvia que es necesaria para los cultivos.

“Sí funciona esta tecnología, pero en países donde los agricultores se ponen de acuerdo para que el efecto sea benéfico para todo un sector. El mejor momento para que no afecte es que se aplique cuando se está formando y no después”.

Zamorano Mendoza consideró además innecesarios estos cañones en la ciudad de Puebla, donde dijo el promedio de caída de granizo, registrado por el observatorio meteorológico y la Conagua es de sólo 4.3 granizadas al año.

Sobre la posibilidad de que el granizo afecte los automóviles y esa sea la razón del uso de estos artefactos, el académico refirió que lo que sí puede dañar el material de los vehículos es la caída de lluvia ácida (agua con ácidos disueltos, principalmente ácido sulfúrico y nítrico, procedentes de combustibles fósiles y de motores de explosión) pero en ese caso se trata de un tema generado por la contaminación a causa del dióxido de carbono que se genera.

Fue en junio cuando campesinos de los municipios de Cuautlancingo y Coronango protestaron en las instalaciones de la empresa alemana, para exigir que dejaran de usar los cañones antigranizo porque ahuyentan las lluvias, afectando los cultivos de temporal en una extensión de al menos 180 hectáreas.

A esta demanda se sumaron productores de las juntas auxiliares de La Resurrección, San Sebastián de Aparicio y San Miguel Canoa, así como campesinos de los municipios de Acajete y Tepatlaxco.

Posteriormente se realizaron protestas y cerraron la autopista Puebla- México, a la altura de Volkswagen. Para evitar mayores disputas el gobierno estatal le ordenó a la armadora, que siempre negó afectaciones, cancelar el uso de estos cañones.

GJ

Visitas: 374

Tags: 

municipios_interiores: 

Encuesta

¿Usted ha recibido apoyos del gobierno del estado en el último mes?