• Atlixco

Empezamos a rezar para que no subiera más el agua

  • Paola Aroche
Constructora desvió drenaje e inundó 8 viviendas; el agua alcanzó más de un metro, dañó todo al interior y ahí siguen durmiendo

Atlixco, Pue.-Al menos ocho familias que habitan la sección Pueblos Mágicos, en el fraccionamiento Casas Geo en San Juan Tianguismanalco resultaron afectadas en sus viviendas por el deslave que se presentó este fin de semana.

Los afectados narraron que la constructora que realiza trabajos a un costado de sus viviendas, desvió el drenaje hacia las casas ya habitadas y con la fuerte lluvia del fin de semana, toda el agua, tierra y lodo bajaron por la calle, para minutos después meterse a las viviendas.

El agua subió más de un metro y afectó todo lo que se encontraba en el lugar, relataron que era imposible salir de sus viviendas por la fuerza del agua y solo les quedó subirse a las protecciones que tienen las viviendas. “Empezamos a rezar para que no subiera más el agua.”

Colchones, estufas, salas, lavadoras, roperos y ropa, con todo arrasó la corriente de lodo, que derribó una barda y gracias a ello fue como el agua comenzó a salir por otro lugar.

“Mi esposo fue el que ayudó a sacar a la gente, porque el agua llegó hasta donde está el nivel de las ventanas que es casi un metro con 30 centímetros. Todo fue pérdida total, mi vecina estaba flotando en la cama con sus hijas”, describió una de las afectadas.

“Mis hijas se salvaron por que las puse arriba en las protecciones. Ahí estuvimos hasta que mis vecinos y mi sobrino me vino a ayudar a salir.”

Aseguran que ya se han acercado con la gente que está trabajando en la construcción de nuevos edificios y solo les mandaron a algunos trabajadores para que les ayudaran a sacar el lodo que aún hay dentro de su domicilio.

Los residuos han comenzado a ser un grave problema para los afectados, ya que al ser aguas negras ya comenzaron a desprender un olor desagradable y las moscas comienzan a llegar a la ropa, colchones y dentro de las viviendas, donde actualmente siguen pasando la noche. Todo, sin la intervención de la empresa constructora.

“No sé dónde vamos a dormir, yo tengo una bebe que es de leche y no tengo pañales, no tengo nada, no nos podemos bañar, no podemos hacer nada, vea como estamos”, expresa con desesperación.

Temen principalmente por la salud de los niños ya que son aguas negras por donde caminan, no han podido tener una higiene y no hay quien responda por lo ocurrido.

Hasta el momento, nadie los quiere apoyar ni han accedido a darles el nombre de la empresa para que inicien algún tipo de negociación.

clh

Visitas: 555

municipios_interiores: 

Encuesta

¿Usted ha recibido apoyos del gobierno del estado en el último mes?