• Izucar de Matamoros

Los alfeñiques y los rosquetes una dulce ofrenda para las almas

  • Lidchy Cano
Los dulces elaborados a mano representan una tradición en las ofrendas que se prepara con más de 6 meses de anticipación

IZÚCAR DE MATAMOROS. – “Los Rosquetes y Los Alfeñiques” una dulce tradición de día de muertos, en Izúcar de Matamoros. Son elementos que no pueden faltar en la ofrenda, porque representan parte de los gustos que tenía el difunto a quien se hace el ofrecimiento.

Estos dulces, son elaborados a mano, por artesanos del lugar. Su composición es a base de azúcar glas, huevo, limón, y fécula de maíz, con los que se hace una mezcla, la cual, es trabajada caliente, para moldear la figura con los dedos, explicó Leticia Solís Aguilar  quien se dedica a elaborar estos dulces.

Los alfeñiques, se preparan desde el mes de abril,  ya que son hechos a mano, sus diseños son los que abarrotan los puestos del mercado y tianguis del municipio de Izúcar de Matamoros.

Estos dulces se elaboran especialmente para las ofrendas de Todo Santos, el alfeñique es una fusión de costumbres y técnicas indígenas mezcladas con las heredadas por los españoles, que a su vez se arraigaron de las culturas árabes.

En estos tradicionales dulces, se pueden encontrar figuras como borregos, cazuelas de mole, panzones, cráneos, entre otras. Los lugares que son productores de los alfeñiques son los estados como Puebla, Guanajuato, Aguascalientes, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Colima, Oaxaca, Querétaro, San Luis Potosí, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas, Toluca y el   Estado de México.

En entrevista Leticia Solís Aguilar, mencionó que en su familia, llevan una tradición de más de 50 años elaborando estos dulces, siendo la técnica heredada de generación tras generación.

Detalló, que el alfeñique que más se comercializa es la miniatura, y cuyo costo va de tres pesos hasta cuatro piezas por 10 pesos, puesto que estos son los que están más al alcance del bolsillo de la ciudadanía.

En promedio ella, elabora más de 10 mil piezas de alfeñiques en miniatura, los cuales entrega a comerciantes de la central de abasto de la ciudad de Puebla, y a clientes de los estados de Morelos y Guerrero.

Recalcó que toda la producción se termina durante esta temporada, ya que a pesar de la crisis, “la gente no deja de comprar estas artesanías en dulce, que nunca deben faltar en la ofrenda”.

Para este año, las piezas chicas se venden en los 2 pesos, y las grandes hasta 70 pesos. Año con año los modelos pueden ir variando según sea la demanda, pero siempre el tradicional y más comercial es la figura de borrego.

Cabe hacer mención, que al finalizar la temporada de muertos, los alfeñiques son levantados de las ofrendas para que los niños los coman y disfruten.  

Visitas: 3,884

Tags: 

municipios_interiores: 

Encuesta

¿Usted ha recibido apoyos del gobierno del estado en el último mes?