• Puebla

Trabajadores de la Construcción celebran el día de la Santa Cruz

Es el día en que para la obra y no por falta de material, si no por una tradicional convivencia.

En una larga jornada de trabajo, entre cal, arena, piedra, cemento y ladrillo los trabajadores de la construcción (ingenieros y albañiles) festejan este tres de mayo, el día de la Santa Cruz. Es el día en que para la obra y no por falta de material, si no por una convivencia, en donde los maestros de la cuchara, dejan la mezcla por un buen plato de barbacoa, chicharrón, carnitas, mixiotes, frijoles y arroz y la plomada por un buen jarro de pulque o una cerveza bien fría.

Al tres de mayo se le conoce como el día del “Albañil” o día de la “Santa Cruz”

Doña Bertha es “albañil” desde hace 25 años, tiene 37 años de edad, observó en este oficio, una oportunidad de mejorar su economía. “Es un trabajo en el que busco acoplarme, es bien pagado a diferencia de otros trabajos, aunque es muy cansado y difícil a diario tengo que enfrentar la discriminación de mis compañeros, es el problema de trabajar con hombres a quienes veo machistas y groseros”.

Sin embargo esto no le quita su deseo de ganarse la vida para sostener a sus cuatro hijos, quienes le dicen que ya no trabaje en ese oficio, que la deja con estrés y dolencias en el cuerpo. Bertha la da gracias a dios y a la vida por llegar a una celebración más de la Santa Cruz, ya que esto lo considera una bendición.

Por eso en la misa que se ofreció en la Catedral de Puebla en honor a los trabajadores de la construcción, le pidió a Dios la proteja y la cuide de los peligros que corre en este oficio.

José Daniel Zayas es otro de los invitados a este festejo, él es la segunda generación en su familia que siguen este oficio, es originario del municipio de Tepeaca de Negrete, sale todos los días con el afán de cumplir con su labor para llevar el pan a su casa, a su familia.

Tiene 47 años de edad, solo estudio hasta la secundaria, después abandono las aulas y se dedicó a la albañilería, siguiendo los pasos de su padre y hermanos. José Daniel se siente orgulloso del trabajo que desarrollo.

Comentó que al paso de los años, fue en el año de 1997 y 2007, los peores momentos que ha pasado como Albañil, “Era difícil encontrar trabajo, nadie te contrataba los ingenieros decían que iban limitados y no te contrataban, ahora pese a estar difícil la cosa, por lo menos barato pero hay chamba, gracias a Dios”.

José Daniel de su salario mantiene a seis hijos y a sus padres, afortunadamente ninguno de sus hijos siguió sus pasos pero lamentó que hayan abandonado los estudios luego de terminar la secundaria.

Este tres de mayo celebrará el día del trabajador de la Construcción con un grupo de compañeros, pero más a delante no sabe con quién compartirá el pan y la sal, pues una vez terminada la obra  en el “Hotel de los Sapos” otra vez más hay que comenzar.

Visitas: 1,166

Tags: 

municipios_interiores: 

Encuesta

¿Usted ha recibido apoyos del gobierno del estado en el último mes?